EFEValència

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha destacado este jueves que el departamento de salud de Torrevieja ha pasado de tener 1.043 trabajadores antes del proceso de reversión al sistema público a contar actualmente con 1.793, lo que supone un incremento del 58 % de sus recursos humanos.

Barceló se ha pronunciado así en el pleno de Les Corts, durante una interpelación formulada por Ciudadanos sobre la situación del hospital de Torrevieja tras la reversión, que el diputado de ese grupo Fernando Llopis ha calificado de "caos", al considerar que se gestiona "mal" y la gente "tarda más en ser atendida".

La consellera ha criticado la "obstrucción sistemática" de la empresa Ribera Salud a la reversión, de la que ha dicho que dejó unos recursos humanos "mermados", pues unos meses antes despidió a 200 trabajadores, dejó la actividad asistencial "en mínimos" y no dio a la Conselleria los datos de recursos humanos hasta el mismo 15 de octubre.

Ha lamentado que se encontraron plantas y quirófanos cerrados, demoras "por las nubes" o jefes de servicio que estaban "sinergiados" con la concesión del hospital de Elx-Crevillent y regresaron a esos puestos dejando vacantes los de Torrevieja, todo dentro de una política de la concesionaria de "desmantelamiento del departamento justo antes" de la reversión.

El diputado de Ciudadanos le ha pedido que "no eche la culpa" a Ribera Salud, pues era la Conselleria de Sanidad la que "validaba" sus indicadores; ha considerado que ahora se "gasta más, con resultados mucho peores"; y le ha recomendado que en la gestión "ponga a los mejores, sean socialistas o no".

Barceló ha replicado que ahora hay mejor gestión y más recursos, y ha detallado que la demora media en ese departamento de salud es actualmente de 62 días, frente a los 67 que había en febrero de 2021; se ha disminuido la estancia media hospitalaria (de 7,18 a 6,86 días) y ha bajado la estancia media hospitalaria (de 7,18 a 6,86 días).

También ha precisado se hacen más intervenciones quirúrgicas, más cirugía mayor ambulatoria y se ha reducido la demora estructural para la primera consulta, mientras que en resonancia magnéticas se ha pasado de 30,01 días la demora de 2021 a 26,32 la de marzo de 2022, por lo que ha pedido a Cs que no defienda "lo indefendible".