EFEValència

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha acusado al president de la Generalitat, Ximo Puig, de lanzar "mensajes contradictorios" en la apertura del ocio nocturno, y ha pedido "unidad de criterio y rigor" en las decisiones políticas respecto a la prevención del coronavirus.

Bonig ha anunciado que este lunes se reunirá junto a la portavoz del PP en el Ayuntamiento de València, María José Catalá, con representantes de la Federación Ocio, Turismo y Juego de la Comunitat Valenciana (Fotur).

Según ha afirmado en un comunicado, "un gobierno debe generar certezas, tomar decisiones consensuadas y no dedicarse a sembrar dudas lanzando mensajes contradictorios a la ciudadanía que ya no sabe a qué atenerse. Hay que tener seriedad y responsabilidad".

Bonig ha criticado que los responsables políticos "hablen sin datos y se dediquen a dar bandazos" y ha manifestado que todos "apoyamos el ocio seguro y que se adopten las medidas necesarias para garantizarlo y controlarlo".

A su juicio, "criminalizar al sector del ocio nocturno acusándole de ser incompatible con la seguridad es poco serio, sobre todo teniendo en cuenta el enorme esfuerzo de aquellos que están abriendo para garantizar el ocio serio y responsable, anteponiendo en la mayoría de los casos la salud por encima del negocio".

Se ha mostrado partidaria de perseguir los casos de excesos y la vulneración de las normas, pero sin caer en generalizaciones que criminalizan a todo el sector.

"Lo que hay que reivindicar es la responsabilidad y que el propio sector extreme las precauciones", ha añadido Bonig, que ha defendido consensuar medidas con el sector afectado y dotarlas económicamente "antes de anunciar nada".

Bonig ha advertido de que, ante una segunda oleada de covid, la Comunitat Valenciana tiene "muchas deficiencias, sobre todo en el sistema sanitario con la situación de la atención primaria, de los trabajadores, de protocolos o de precariedad en el sistema educativo con el inicio del curso", por lo que ha pedido "más autocrítica".