EFEValència

La presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, ha afirmado este viernes que "mientras el PP apuesta por las rebajas fiscales y aligerar las cargas a los ciudadanos", el president de la Generalitat, Ximo Puig, "opta por aumentar altos cargos y chiringuitos".

En un comunicado, Bonig ha afirmado que la propuesta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de llevar a cabo una reforma fiscal "está en la línea de lo que ha hecho siempre el PP".

"Nosotros apostamos por rebajar las cargas a los ciudadanos, por sentar las bases para la creación de empleo y riqueza, y eso molesta a la izquierda sobremanera. Para los socialistas quienes tienen que vivir bien son los suyos por encima del conjunto de la ciudadanía. Es lamentable", ha criticado.

A su juicio, "lo primero que ha hecho Puig en este inicio de legislatura, y seguramente es lo único, ha sido repartir cargos a diestro y siniestro para contentar a todas las facciones del tripartito".

Bonig ha denunciado que Puig "ha aumentado el número de consellers y se ha dado un atracón de altos cargos, al tiempo que dice que esos sueldos y esa estructura, que se dispara en cuatro millones de euros, no supone nada, y tiene el valor de criticar una propuesta que pasa por rebajar los impuestos a los ciudadanos".

Ha recomendado al president de la Generalitat "que en lugar de criticar las propuestas en positivo se dedique a pelear por los valencianos", y ha añadido que desde que Pedro Sánchez llegó a la Moncloa, "la reivindicación de una nueva financiación ha bajado de tono considerablemente".

"Puig se pasa el día criticando las propuestas del PP y hablando de la falta de dinero -según Bonig-, pero en lugar de solucionarlo hace todo lo contrario: aumentar su estructura, los gastos superfluos que solo sirven para contentar a los socios botánicos, y agachar la cabeza ante los desaires de Sánchez con la financiación autonómica".