EFEValència

La presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, ha propuesto este lunes al president, Ximo Puig, que la Generalitat asuma el pago de la cuota de los autónomos de la Comunitat durante marzo y abril "ante el abandono y la dejación del Gobierno de España".

Bonig se ha pronunciado así en un comunicado al finalizar la reunión por videoconferencia que ha mantenido con los cabezas de lista del Congreso y Senado y con la dirección del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts.

La presidenta del PPCV ha afirmado que los autónomos "son fundamentales para la reactivación de la economía. La Comunitat Valenciana es tierra de autónomos, de mutualistas, de pequeñas y medianas empresas clave para el tejido social y económico. Tenemos 352.000 autónomos en la Comunitat Valenciana a los que el Gobierno de España ha abandonado y proponemos que sea la Generalitat la que asuma el pago íntegro de la cuota de los meses de marzo y abril de estos trabajadores", ha explicado.

"Hablamos de 105 millones de euros al mes, 210 millones en total, que puede asumir perfectamente la Generalitat", ha señalado Bonig, quien ha indicado que los 57,5 millones que ha previsto Puig "son una ayuda de 1.500 euros que solo atendería a 38.000 autónomos, así que es insuficiente y además se retrasará en el tiempo porque requiere de un desarrollo posterior".

La presidenta del PPCV ha explicado que estos 210 millones que supondría asumir el pago de la cuota de los autónomos valencianos deberían salir de la reclamación a Pedro Sánchez de los 281 millones de euros del IVA de 2017 que debe a la Comunitat Valenciana.

"Se trata de reclamar lo que corresponde a los valencianos y Puig tendrá la lealtad y la ayuda del PPCV para reclamar lo que es de los valencianos y ayudar a un tejido empresarial que es fundamental y que se ha visto seriamente dañado en esta crisis", ha añadido.

Por último, la dirigente popular ha señalado que "para poder reiniciar la actividad económica con solvencia y garantías debemos parar la expansión de la pandemia y para eso se necesitan medidas de protección".

Así, ha apelado también a la llegada de test rápidos "y fiables para el personal sanitario que está en primera línea pero también para las residencias y los usuarios de la sanidad".