EFEAlicante

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha señalado hoy que quisiera que el jefe del Consell, Ximo Puig, y la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, "contesten qué van a hacer con sus imputados y con su investigación judicial", en alusión a la supuesta financiación irregular del PSPV y el Bloc.

Bonig ha hecho estas manifestaciones, a preguntas de los periodistas, instantes antes de asistir, junto con el presidente de los populares alicantinos, José Císcar, al acto de conmemoración del 174 aniversario de la fundación de la Guardia Civil en Alicante, celebrado en el Cuartel de la capital de la provincia.

La dirigente popular ha sido preguntada por unas declaraciones que ha realizado el expresident Francisco Camps antes de comparecer como investigado ante el Juzgado de Instrucción número 2 de València, en las que ha responsabilizado a Compromís de su encausamiento en la investigación.

Camps también ha acusado a esta formación política de ser "un partido catalanista que quiere que haya Fórmula Uno en Barcelona y no en Valencia".

A este respecto, Bonig ha dicho que no iba a hacer "ningún comentario de los que haga el expresident" Camps "en su derecho a la defensa y en su derecho a manifestar lo que considere".

"Esto es un tema que está en vía judicial, en sede judicial, y saben ustedes que nosotros somos tremendamente respetuosos con las actuaciones judiciales y, una vez las sentencias son firmes, nos gustarán más o menos, hay que cumplirlas y acatarlas sin atacar a los jueces y sin atacar a los fiscales, como sí hizo el PSOE aquí, en Alicante, el señor (Gabriel) Echávarri (exalcalde)", ha afirmado.

A renglón seguido ha remarcado: "Yo sí quisiera, porque del PP se habla y yo contesto y doy la cara, que el president Ximo Puig y la vicepresidenta Mónica Oltra contesten qué van a hacer con sus imputados y con su investigación judicial".

En ese sentido, ha aludido a las comparecencias, hoy, del exalcalde de Gandía José Manuel Orengo y del exsecretario de Finanzas del PSPV José Cataluña, en la Comisión de Investigación de la Financiación de los Partidos Políticos del Senado.

De Orengo, la presidenta del PPCV ha asegurado que es "actual asesor de Puig" y está "implicado presuntamente en una trama de financiación irregular del PSPV y del Bloc".

"Está también el señor Pepe Cataluña, que ha sido el tesorero del PSPV, y hay otros implicados. Espero que den explicaciones y, sobre todo, que asuman sus responsabilidades políticas", ha indicado.

Bonig ha subrayado que no ha escuchado a Oltra "qué piensa hacer con las responsabilidades políticas de la segunda máxima autoridad en esta Comunitat, que es Enric Morera (presidente de Les Corts Valencianas), donde hay correos de su jefe de gabinete que le implican en la presunta financiación irregular de Compromís".

"Y que la jueza haya dicho que parecen hechos prescritos, no significa que no haya prescrito la responsabilidad política. Esa que ella -en referencia a Oltra- tanto reclamaba y que parece que ahora olvida porque (...) ella iba" como "número 3 en esas campañas que presuntamente estaban financiadas", ha añadido.

Bonig ha remarcado que "el PP ha asumido los errores, da la cara y ha tomado medidas contra las personas que estaban implicadas", pero ha afirmado que "no" ve "ninguna reacción por parte del PSPV y Compromís".

"Y, por cierto, supongo que también tendrán que decir algo la señora Mónica Oltra y el señor Ximo Puig con esa investigación que se lleva desde la fiscalía de Alicante por la presunta compra del voto por parte de la señora de algún partido" de la concejala no adscrita Nerea Belmonte, ha mencionado.

La dirigente popular ha expuesto que cree que Puig y Oltra "serán contundentes y pondrán luz y taquígrafo sobre este tema".

Belmonte deberá comparecer como testigo el próximo día 24 en la investigación abierta por la Fiscalía por el supuesto intento de compra de su voto en favor de la candidata socialista a la alcaldía, Eva Montesinos.

El voto en blanco de esta edil permitió al PP el pasado 19 de abril recuperar la alcaldía alicantina, como lista más votada en las últimas elecciones municipales, en detrimento del PSPV-PSOE.

Una semana más tarde, el 24 de abril, durante el primer pleno municipal dirigido por el nuevo alcalde popular, Luis Barcala, la edil no adscrita reveló que le habían ofrecido un sueldo de 3.500 euros y un puesto en las listas electorales.

Belmonte excluyó expresamente de ese ofrecimiento al PP y evitó señalar a una formación política en concreto, pero sí sugirió que había partido de la bancada de la izquierda.