EFECastelló

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero ha afirmado hoy que existe un "problema importante con las Cercanías" en el que se está trabajando "muy a fondo" para solucionarlo y ha asegurado que el president de la Generalitat, "está en su derecho" de reivindicar la gestión de este servicio.

Calero ha hecho estas declaraciones hoy tras la presentación de las conclusiones de un nuevo informe de rendición de cuentas "Cumpliendo" relativo al territorio valenciano en respuesta a la pregunta sobre el hecho de que el president Ximo Puig haya manifestado la idoneidad de transferir las competencias en Cercanías a la autonomía valenciana.

La delega ha indicado que el Gobierno de Sánchez se basa en "la cogobernanza, el diálogo y la lealtad entre instituciones" por lo que, ha añadido, "de todo se puede hablar y hay que llegar a acuerdos".

Puig, ha dicho la delegada, "está en su derecho de pedir esa reivindicación que entrará en negociaciones y llegarán al acuerdo que tengan que llegar". Y ha agregado que "comprende" al president.

La delegada ha indicado que hay un "problema importante" con las Cercanías, y "se está trabajando a fondo para ver cómo se soluciona". Al mismo tiempo ha hecho mención también al tren de la costa en el que "hay muchos problemas medioambientales que se están intentando solventar".

Preguntada si supone un agravio la inversión de 3.300 millones de euros para los aeropuertos de Madrid y Barcelona frente a la falta de inversión en el canal de acceso ferroviario a València, Calero ha dicho que "hay sectores que siempre buscarán agravios con otras comunidades, pero no lo encontrarán conmigo".

La obra del canal de acceso, ha señalado, "llevaba parada muchísimo tiempo" porque era "impracticable" y "así lo dijeron los técnicos y los ingenieros". Lo que se ha hecho ahora, ha resaltado, "es otro proyecto realizable y ahí es donde estamos y donde vamos a estar". "Se ha iniciado el proyecto y una vez que se pone en marcha ya va todo sobre ruedas".