EFECastelló

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, ha afirmado hoy que no se da en estos momentos la "paz política" necesaria para llegar a acuerdos en la reforma del modelo de financiación autonómica, aunque el Gobierno "tiene el compromiso firme de revisarlo".

Calero ha hecho estas declaraciones hoy tras la presentación de las conclusiones de un nuevo informe de rendición de cuentas "Cumpliendo" relativo al territorio valenciano en respuesta a la pregunta sobre la "reivindicación histórica" de la Comunitat Valenciana de cambiar el actual modelo de financiación.

La delegada ha señalado que el compromiso del Gobierno de España de revisar el modelo es "firme" y ha indicado que "todas las ayudas que hemos recibido en la Comunitat Valenciana desde que se inició la pandemia y desde que llegó Sánchez al Ejecutivo central en enero de 2020 han sido en arreglo al índice de población".

En este sentido ha añadido que "para abordar un nuevo sistema de financiación hace falta una paz política y en este momento no se reúnen las condiciones para llegar a acuerdos".

El Gobierno, ha agregado, "está trabajando para presentar un modelo y empezar a dialogar" porque tiene el "firme compromiso de revisar el sistema".

Un cambio que atañe, según Calero, "no solo a una comunidad autónoma, sino que se abordará en una mesa de negociación con todas", y ha insistido en que "se ha ido recibiendo ya el dinero con arreglo a la población, algo que antes no era así".

Preguntada también sobre la propuesta del president valenciano, Ximo Puig, de descentralizar algunas instituciones como podría ser Puertos del Estado, Calero ha señalado que el actual Gobierno "es de los más descentralizados que hay".

Es un Gobierno, ha indicado, "del diálogo y de llegar a cuerdos y Puig entrará dentro del sistema de negociación".