EFEValència

El expresident de la Generalitat Francisco Camps ha asegurado hoy que su encausamiento por las supuestas irregularidades en la organización de la Fórmula Uno en València es un asunto político, del que ha responsabilizado a Compromís, "un partido catalanista que quiere que haya Fórmula Uno en Barcelona y no en Valencia".

Camps ha hecho estas declaraciones instantes antes de comparecer como investigado ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Valencia, que dirige una investigación que tiene su origen en denuncias del PSPV-PSOE y Esquerra Unida.

"Esto es una cuestión puramente política y estoy al servicio de la justicia para seguir defendiendo mis planteamientos políticos, que creo que siguen intactos", ha afirmado.

"Compromís es un partido catalanista que quiere que en Barcelona haya Fórmula Uno y no en Valencia. Es el que hizo la denuncia, si eso no es política ya me dirán qué es", ha asegurado el expresident, quien también cree que el PSPV "actúa siempre contra los intereses de la Comunitat".

"No quieren que Valencia esté al nivel de Barcelona, siempre han creído que debe ser subsidiaria de Cataluña y les dolía profundamente la Fórmula Uno", ha insistido Camps, quien ha subrayado que, sin embargo, el actual Consell -formado por PSPV y Compromís con el apoyo parlamentario de Podem- ha continuado con la política de grandes acontecimientos al continuar con la Volvo Ocean Race de vela.

"La Fórmula Uno les dolía porque era el que más daño les podía hacer a Cataluña y a su Gran Premio. Todo aquello que hiciera de Valencia una ciudad con capacidad de competir con Cataluña es algo que Compromís ha intentado desmontar todos estos años y sigue haciéndolo. Hace de Valencia una ciudad imposible, por eso espero que el año que viene gobiernen otras personas que crean en la Comunitat, los valencianos y el futuro de nuestra tierra", ha agregado.

A su juicio, la rentabilidad de estos grandes eventos deportivos "es evidente", como según ha afirmado tiene intención de explicar ante la jueza.

Preguntado por si atendería a los periodistas tras la declaración en la puerta principal de los juzgados, Camps ha respondido afirmativamente y ha bromeado al señalar: "No tengo una casa fuera de Valencia de 600.000 euros como Pablo Iglesias, así que me tendrán aquí siempre".

Unas dos horas después, al abandonar el juzgado, el expresident no ha dado detalles sobre el contenido de su declaración, aunque ha expresado su "absoluta tranquilidad" al respecto y ha insistido en que su procesamiento se sustenta en una denuncia "política".

Preguntado por si cree que el fiscal anticorrupción que interpuso una denuncia contra él es de Compromís, Camps ha respondido: "Yo no he dicho eso".

"La Fórmula 1 es el proyecto más rentable de la historia de la Comunitat, sin lugar a dudas. ¿Por qué Barcelona da 10 millones al año para la Fórmula 1, que se celebra en Montmeló? ¿Por qué Compromís no dijo nada cuando se rescataron todas las pistas de esquí de los Pirineos? El parque Ferrari iba a venir a Valencia, pero está en Cataluña", ha criticado.

"Estamos aquí porque Compromís dijo que Valencia no puede estar por encima de los catalanes -según Camps-. Fueron al juez porque, cuanto menos Valencia y más Barcelona, los países catalanes tienen más opciones de ser verdad".

"Cuando la economía valenciana es potente, cuando hay grandes eventos y está en la parte central de la interlocución nacional ya no tiene sentido hablar de países catalanes. Una Valencia fuerte es imposible que caiga en manos de la idea esta de los países catalanes. Cuanto más fuerte es Valencia, más débil es el independentismo catalán. Cuanto más fuerte Navarra, más débil el independentismo vasco. Son vasos comunicantes", ha agregado.

Sobre su relación actual con el PP, Camps cree que le "ven con buenos ojos" y añade: "El otro día estuve en el Parlamento y estaban todos encantados, soy un militante entusiasta".

Sobre la inminente entrada en prisión de la que fue su consellera de Turismo y expresidenta de Les Corts Milagrosa Martínez por la pieza del caso Gürtel relativa al pabellón valenciano en Fitur, Camps se ha limitado a responder: "Ya imaginarán cómo me siento" y posteriormente ha añadido: "Tiene todo mi apoyo y mi afecto, ella lo sabe".

A la salida del juzgado, Camps ha saludado a los guardias civiles que custodian el edificio, ha comprado un cupón de la ONCE y ha saludado a una pareja de recién casados mientras hacía caso omiso a algunos insultos proferidos por varios transeúntes. EFE

jfg/cbr

(foto) (vídeo)