EFEValència

El síndic de Ciudadanos en Les Corts, Toni Cantó, ha calificado este jueves de "muy preocupante" que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) "aprobara la quita de la deuda a un grupo empresarial del que -el president de la Generalitat, Ximo- Puig es accionista".

En una rueda de prensa, Cantó ha denunciado la aprobación de "la quita de la deuda de más de un millón de euros" después de "conocerse a través de los medios de comunicación que el Consell aprobó por unanimidad hace unos meses que el banco público valenciano pudiera condonar este tipo de deudas".

"¿Estaba presente Puig durante el pleno del Consell en el que se tomó esa decisión?", ha preguntado Cantó, quien ha considerado "imprescindible que el presidente dé explicaciones de inmediato sobre este tema, porque no es ético ni estético que justamente esta haya sido la única quita que ha llevado a cabo el IVF".

Cantó ha advertido: "podría estar incurriendo en graves irregularidades por un posible conflicto de intereses".

El síndic de Ciudadanos ha instado a pronunciarse sobre este asunto a los vicepresidentes del Consell, Mónica Oltra y Rubén Martínez Dalmau, aunque ha lamentado que estos "únicamente están preocupados por repartirse sillones y colocar a los suyos".

Por otra parte, Cantó ha anunciado que Ciudadanos ha presentado una proposición no de ley "para evitar el enchufismo en la Administración Pública y garantizar los criterios de mérito y capacidad en el acceso a puestos del Consell".

"Vemos necesario implantar este tipo de iniciativas en la Administración valenciana después de ver cómo el tripartito ha aumentado el número de altos cargos y asesores en un 34 por ciento respecto a la anterior legislatura", ha manifestado Cantó, quien ha explicado que Ciudadanos propone que un 40 por ciento del sueldo de estos cargos vaya vinculado a objetivos.