EFEValència

El síndic de Ciudadanos, Toni Cantó, ha lamentado que el president de la Generalitat, Ximo Puig, haya ofrecido en Les Corts un "mitin de las maravillas del Botànic" y de lo que pasará cuando "venga el maná europeo", y ha instado a aceptar la mano tendida por la líder del PP, Isabel Bonig, para "trabajar juntos por esos presupuestos para la reconstrucción".

Durante el Debate de Política General, Cantó ha denunciado la mala gestión del Consell antes y durante la pandemia de coronavirus, y ha pedido al president que no traicione a los valencianos convirtiendo el pacto por la reconstrucción de la Comunitat Valenciana en "una declaración de intenciones vacua".

Ha reprochado a Puig que anuncie una inversión de 21.000 millones hasta 2027, "dándolos por hecho", cuando, según ha destacado, primero tiene que conseguir que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "el mismo que le ha engañado con la financiación autonómica", se los apruebe; luego los tiene que aceptar Europa, y además, debe "poner de acuerdo a tres patas del Botànic" y ejecutarlos.

En este sentido, se ha mostrado "escéptico" respecto a la llegada de esos fondos o a la ejecución de los proyectos en caso de obtener los fondos, y ha ofrecido el apoyo de Ciudadanos para reclamar esos recursos, así como la reforma de la financiación autonómica, pero siempre que no sea para subir impuestos o para criminalizar la colaboración público-privada.

Cantó, quien ha iniciado su discurso en valenciano, ha enumerado los problemas a los que se ha enfrentado la Comunitat Valenciana en todas las áreas por la mala gestión del Consell y las promesas incumplidas, y ha instado a Puig a salir del Palau, recorrer las calles y empaparse "de la situación dramática" que vive la sociedad valenciana.

Para el líder de Cs, "al coronavirus hay que añadirle dos virus más que están muy presentes en el Consell: el populismo y el nacionalismo" y ha criticado las altas tasas de contagio debidas a "la mala gestión y la falta de previsión y de responsabilidad de los gobiernos que han puesto la agenda ideológica por encima de la salud de los valencianos y los españoles".

Tras enumerar la deficiente gestión que, a su juicio se ha producido en sanidad, educación, vivienda, empleo, comercio, turismo, políticas sociales, conciliación, violencia de género o infraestructuras, ha abogado por ampliar "la mayoría del botánico y hacer los presupuestos de la reconstrucción", y ha considerado que "convertir el histórico pacto de la reconstrucción en una mera declaración de intenciones vacua sería una absoluta traición a los valencianos".

"Para salir de esta crisis necesitamos sentido común, responsabilidad y gestión y no populismo y nacionalismo", ha manifestado Cantó, quien ha instado al Consell a olvidar "sus guerras internas" y a trabajar juntos, con el resto de fuerzas políticas, para sacar adelante los presupuestos de la reconstrucción.

El síndic de Ciudadanos ha asegurado que su formación apoyará al Consell "para ir unidos a reclamar los fondos europeos, para no subir los impuestos, para dar un balón de oxígeno a las familias, para apoyar a las empresas y a los autónomos, para no criminalizar la colaboración público-privada, y para reclamar ante Sánchez la nueva financiación autonómica".

Sin embargo, estará enfrente, si lo que pretende el Gobierno valenciano es "seguir gobernando con gestos, incumpliendo sus promesas y cediendo ante las ocurrencias del nacionalismo o populismo".