EFECastelló

La candidata del PP a la alcaldía de Castelló, Begoña Carrasco, ha afirmado este lunes que pese a que hay "muchas cosas" que no comparte con su partido, no se quiere "desmarcar" de Pablo Casado tras los resultados de las elecciones generales porque "no se abandona a un compañero en el campo de batalla".

Carrasco ha hecho estas declaraciones en el Real Casino Antiguo en un desayuno al que han asistido militantes y simpatizantes del PP, además de miembros de asociaciones y entidades locales y el expresidente del PP y de la Diputación Carlos Fabra.

La candidata ha agradecido la presencia del que "fue presidente de la Diputación", en referencia a Carlos Fabra, tras la presentación que ha hecho el exalcalde de Castellón Alberto Fabra, de quien ha dicho es "un amigo, compañero y ejemplo para todos".

Carrasco ha dado los detalles de su programa electoral, que va a ser, ha dicho, "el mejor proyecto de ciudad y con el mejor equipo".

En referencia a varias preguntas formuladas en clave electoral, Carrasco ha asegurado que no es su intención "desmarcarse" del líder nacional del PP, Pablo Casado, pese a los resultados cosechados porque "no se abandona a un compañero en el campo de batalla".

Así, no se quiere separar del PP a nivel nacional ("es mi partido desde los 23 años y me afilié porque comparto sus ideas") aunque ha asegurado que no es un "robot" y por tanto no comparte "muchas de las cosas" del partido.

Sobre posibles pactos postelectorales en las elecciones municipales, Carrasco ha dicho que su partido "saldrá a ganar" y a ser "alternativa y el cambio para tender la mano a los ciudadanos para liderar un gobierno de centro derecha y moderado".

Así, ha dicho que tenderá la mano a Ciudadanos para formar ese gobierno de centro, pero ha añadido que el candidato a la alcaldía de la formación naranja, Alejandro Marín-Buch -quien estuvo el pasado viernes en el Real Casino ofreciendo una conferencia dentro del mismo ciclo-, que no sabe "bien" si es él u otro el candidato (en referencia a la lista finalmente descartada que encabezaba Jesús Merino), "no aseguró con quién quería pactar".

Sobre un posible pacto con Vox, Begoña Carrasco ha señalado que "serán los castellonenses los que decidan".

En cuanto a su programa para la ciudad, ha asegurado que en primer lugar restablecerán el topónimo en castellano y en valenciano para la ciudad de Castelló, y también crearán un "gran área de empleo y desarrollo económico" así como un "impulso al plan estratégico de turismo" y "bajar impuestos".

Su programa, con "más de 200 propuestas", pretende hacer frente a "cuatro años de parálisis, de letargo" en los que "solo han cambiado de casa" y si no, ha añadido, "que se lo pregunten al del casoplón marjalero".

Carrasco ha criticado también a "la alcaldesa ausente" y un "partido que quiere imponer que seamos catalanes de segunda en lugar de valencianos de primera".

Y ha asegurado: "Mientras otros piensan en derribar la Cruz del Ribalta, nosotros construiremos un refugio". EFE

rta/cbr

(foto)