EFEValència

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de València, María José Catalá, ha reclamado este jueves al alcalde Joan Ribó que "deje de estrangular los accesos a la ciudad y no frene la ampliación de la V-21".

Según ha manifestado Catalá en un comunicado del PP, "el acceso Norte de Valencia soporta un tráfico muy intenso, con unos 70.000 coches diarios y atascos frecuentes", por lo que es necesario un proyecto que ha pasado todos los trámites administrativos preceptivos.

Català ha dicho que el plan de ampliación de la V-21 destina alrededor de un millón de euros para la integración paisajista, por lo que, a su juicio, "no tiene ningún sentido que rechacen una obra que va a mejorar la seguridad vial y, por tanto, habrá menos accidentes, atascos, gasto de combustible y contaminación".