EFEValència

El expresidente del comité ejecutivo de Feria Valencia Alberto Català ha afirmado este jueves Les Corts que en sus años de gestión en Feria Valencia, entre 1999 y 2013, nunca recibió dirección alguna de un partido político para ningún cometido ni actuación.

"Cero", ha asegurado ante la comisión de Les Corts que investiga la gestión de Feria Valencia, donde se ha reafirmado en las manifestaciones que ya hizo en su primera comparecencia, el pasado 5 de octubre, cuando defendió el plan de ampliación de las instalaciones y el trabajo de Orange Market, que realizó para la feria trabajos de publicidad y promoción.

"No he tenido una directriz de una partido político para una actuación, cometido o directriz. Cero", ha asegurado Català en respuesta al grupo parlamentario del PSPV, que le ha preguntado sobre la organización del congreso nacional del PP en el recinto ferial en 2008.

Al respecto, Català ha manifestado que las conversaciones sobre la organización de este evento las mantuvo el director técnico de Feria Valencia, Pedro López, quien "centralizaba" la operativa.

Preguntado si las conversaciones se mantenían con la dirección del PP en Madrid o con la de la Comunitat Valenciana, ha indicado que López le contó que las negociaciones las mantenía con personas del partido en Madrid, y que él no intervino en las mismas.

"Las relaciones las llevaba López", ha insistido, y ha asegurado que nunca habló sobre el congreso ni con el ex secretario general del PPCV Ricardo Costa ni con el ex tesorero nacional del Partido Popular, Luis Bárcenas, ni con el expresident de la Generalitat Francisco Camps.

"Cuando el PP solicita un espacio (para la celebración del congreso) lo solicita desde el primer momento Madrid", ha indicado, y ha informado de que a efectos de Feria Valencia "es el PP", porque el partido tiene un solo CIF.

Ha insistido en que el PP tenía "cero" capacidad de decisión en Feria Valencia, y que su relación con la dirección del partido en la Comunitat era solo "profesional, como con cualquier otro cliente", aunque "profesionalmente no es lo mismo la interrelación de un cliente que pasaba por allí a la que tiene cualquier empresa con un cliente conocido y frecuente".

Català ha negado también que Álvaro Pérez, el Bigotes, responsable de Orange Market, le presentara ningún proyecto o plan, y ha asegurado que la relación entre ambos era "puramente profesional" y solo comieron juntos una vez.

Respecto a Francisco Correa, el cabecilla de la trama Gürtel, ha asegurado que coincidió con él en dos ocasiones, la segunda en un hotel de Bogotá porque les presentó Pérez.

Catalá ha defendido que Feria Valencia contrató a Orange Market porque "era la mejor empresa que había en ese momento en Valencia" y ha asegurado que le dio "mucha pena" la intervención de la empresa.

"Atendí al presidente de la Academia de los Grammys tres semanas antes de la intervención de Orange Market", ha recordado, y ha asegurado que la intercesión de la empresa de Álvarez "fue una representación extraordinaria".

El expresidente del comité ejecutivo de Feria Valencia ha lamentado que si Orange Market y su matriz no hubieran tenido problemas judiciales el recinto ferial de València "hubiera albergado un evento muy importante", la primera gala de estos premios fuera de Estados Unidos.

Asimismo, ha insistido en que el plan de ampliación y modernización del recinto ferial "no fue improvisado", se hizo "por fases" y todos los proyectos y pasos "están documentados".