EFEValència

La síndica de Ciudadanos (Cs) en Les Corts valencianas, Ruth Merino, ha defendido que su partido pretende consolidar "una alternativa liberal frente al Consell sectario, populista y nacionalista”.

“Ciudadanos seguirá haciendo política útil, centrando las políticas autonómicas y municipales y alejando a los extremos”, ha defendido la líder del grupo parlamentario liberal, al tiempo que ha expresado su “preocupación” ante el inicio del curso político del Consell.

Merino ha criticado el “caos” sanitario, con cifras “muy alarmantes” de contagios, sentencias por la desprotección de los sanitarios o el colapso de la atención primaria. También ha denunciado el presunto caso de abusos sexuales a menores tutelados que afecta a la vicepresidenta Mónica Oltra y ha instado al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, a que destituya a ambas conselleras.

Ha explicado que todos los portavoces de Ciudadanos en las administraciones públicas trabajan de manera conjunta y ha anunciado varias acciones en todas las instituciones, como la petición de, al menos, cuatro test de antígenos gratuitos al mes para los ciudadanos y la iniciativa para apoyar al sector ganadero valenciano.

Sobre la regulación de las pruebas, la portavoz del grupo parlamentario ha rechazado que esta sea la solución y ha abogado por la liberalización, para que sea el mercado quien regule el precio.

Merino ha realizado estas afirmaciones después de una reunión con los portavoces de Ciudadanos en las principales instituciones valencianas.

A la cita han acudido la coordinadora autonómica de Cs y diputada nacional, María Muñoz; la vicealcaldesa de Alicante, Mari Carmen Sánchez: el portavoz de Cs en la Diputación de Alicante, Javier Gutiérrez; el diputado nacional por Alicante Juan Ignacio López Bas, el portavoz en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, la portavoz en la Diputación de Valencia, Rocío Gil, y la de Castellón, Cristina Fernández, y el concejal del Ayuntamiento de Castellón, Esteban Ventura.