EFEMadrid

Compromís propone la creación de una comisión de investigación sobre las posibles responsabilidades políticas por las irregularidades del proceso de adjudicación, financiación, construcción e indemnización del almacén de gas Castor, situado frente a la costa del municipio castellonense de Vinaròs.

Y lo hace después de que la compañía Enagás, que recuperó 1.300 millones de un almacén de gas que nunca funcionó, haya nombrado consejero al exministro de Industria José Montilla, que declaró en su día el proyecto como "urgente, necesario y prioritario para el sistema gasista español".

Según explica Compromís en un comunicado remitido este viernes, se trata de un fichaje que no es "ni ético, ni estético" y que hace "más necesario que nunca" investigar las irregularidades del proyecto Castor, que pretendía ser el mayor depósito de gas natural de España.

Sin embargo, la obra se paralizó en 2013 tras provocar medio millar de seísmos en varios municipios de la costa castellonense, algunos de ellos llegando hasta la intensidad 4,2 en la escala de Richter, recuerda la formación.

"Sabemos que las grandes empresas que promulgaron este proyecto fallido sacaron mucho dinero en indemnizaciones pero hasta hoy no sabíamos qué habían sacado los ministros del PP y PSOE que avalaron un proyecto que se ha demostrado una chapuza económica y medioambiental", añaden desde Compromís.

El portavoz de la formación en el Congreso, Joan Baldoví, considera que en un momento de crisis económica, medioambiental y social es aún más importante que "los chanchullos y las puertas giratorias no queden impunes. Sean del Partido Socialista o del Partido Popular".

Por su parte, el portavoz en el Senado, Carles Mulet, ha manifestado su repulsa "a las puertas giratorias que han llevado a responsables de la tramitación del Castor a colocarse con sueldos muy altos de asesores de Enagás".

Una comisión similar ya fue aprobada por el Pleno del Congreso en septiembre de 2018 pero no se llegó a constituir por la convocatoria electoral del 28 de abril y Compromís también lo intentó en el Senado que tuvo el apoyo de todos los grupos excepto el PP, que tenía mayoría absoluta y lo bloqueó.