EFESan Isidro (Alicante)

Una pintada en un panel informativo instalado hace dos semanas en los terrenos del antiguo campo de concentración franquista de Albatera, donde acabaron unos 20.000 republicanos a partir de abril de 1939, ha sido condenada por el ayuntamiento y la Generalitat.

El alcalde de San Isidro (cuyo término pertenecía hasta hace unas décadas al municipio de Albatera), el socialista Manuel Gil, ha informado a Efe de que este acto vandálico debió efectuarse la pasada noche y que consiste en una pintada con las siglas del partido 'Vox'.

Gil ha opinado que esta pintada debe estar relacionada con el reciente inicio en la zona de los trabajos de localización de las fosas comunes y restos humanos del campo de concentración, que albergó 20.000 prisioneros, muchos de ellos apresados en el puerto de Alicante sin poder exiliarse en las últimas horas de la II República.

En un comunicado, la consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, de Unidas Podemos, ha condenado esta acción y ha señalado que "además de una agresión al patrimonio público, actos como estos pretenden ofender la memoria de todas las víctimas que sufrieron la persecución y la muerte por parte de las autoridades franquistas en la inmediata posguerra".

La consellera de Calidad Democrática ha reafirmado la voluntad de la Generalitat, que financia las labores de exhumación, de "investigar y dignificar estos espacios de la memoria" y también ha garantizado que "ningún tipo de intolerancia podrá impedir que el pueblo valenciano conozca su historia".

El panel informativo incluye siete fotos y varios dibujos del antiguo campo de concentración de la Dictadura de Franco y añade que está dedicado a la "memoria de las personas represaliadas en el campo de concentración de Albatera".