EFEValència

Ciudadanos (Cs) pretende hacer de València una ciudad "cómoda" para las personas que viven o trabajan en ella, pero también "abierta" al mundo, a la cultura y a los negocios e inversiones, y no está dispuesto a ceder algunas de sus propuestas a cambio de ningún sillón.

Así lo ha afirmado el candidato de esta formación a la alcaldía de València, Fernando Giner, quien ha presentado este jueves el programa de Ciudadanos para las elecciones municipales del próximo 26 de mayo, acompañado por sus compañeros de candidatura y por el portavoz del partido en Les Corts, Toni Cantó.

El documento incluye 200 propuestas repartidas en cuatro grandes apartados: Familia y Bienestar Social; Economía, desarrollo y autónomos; Movilidad sostenible y calidad de vida, y Cultura y tradiciones.

Giner ha asegurado que su voluntad es que los ciudadanos se sientan "respaldados por su ayuntamiento", y para ello, el programa electoral pone el foco en las personas, con especial atención a los autónomos y a las familias.

En materia de familia, ha planteado medidas que "hagan más fácil" ser padre y madre y trabajar, como un cheque escolar de 200 euros para menores de 0 a 3 años, centros de atención a las familias en cada distrito; un defensor de las familias numerosas, e inversiones en centros educativos.

En el área económica, Ciudadanos creará una Concejalía del Autónomo; pondrá en marcha programas de consolidación empresarial para potenciar el comercio histórico, y dará celeridad a las licencias municipales, además de promover una bajada de impuestos.

Asimismo, trabajará para hacer de La Marina "el gran eje tecnológico de la ciudad"; fomentará el turismo congresual y cultural, y protegerá la huerta, la Albufera y el Saler.

El candidato de Ciudadanos aspira a hacer de las fallas "una gran marca" internacional, pero también potenciará otras tradiciones valencianas, como la Semana Santa Marinera o San Vicente, y ha reprochado al alcalde que reciba a las reinas magas pero no a la sociedad vicentina.

Ha dicho que él no prohibirá la cabalgata de las reinas magas, "porque no es cuestión de prohibir", pero cree que el Ayuntamiento "debe defender lo que son las verdaderas tradiciones de València y no las que se invente el señor Ribó".

En materia de movilidad, ha prometido que nadie esperará por las mañanas más de diez minutos al autobús, y ha abogado por incrementar los puntos de recarga de vehículos eléctricos, al tiempo que ha defendido que el centro de València "no puede ser un atajo para los coches" y su acceso debe ser racionalizado.

Sobre posibles pactos postelectorales, Fernando Giner ha afirmado que para Ciudadanos hay cosas "innegociables" que no se cambiarán por un sillón, como son hablar de proyectos que estén dentro de la Constitución, rechazar el nacionalismo en el Ayuntamiento, y respetar los derechos civiles y sociales alcanzados.

En este sentido, ha considerado que el PSPV se ha radicalizado y ha advertido a los socialistas de que València "no puede ser moneda de cambio en nada".