EFEValència

Ciudadanos va a llevar el proyecto de ley de Función pública valenciana, aprobado este viernes en el pleno del Consell, a la Comisión Europea por posible violación de la libre circulación de trabajadores en la Unión Europea.

En concreto, la vicepresidenta primera de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia, y Asuntos de Interior, Maite Pagazaurtundua, presentará el lunes ante la Comisión Europea una pregunta parlamentaria sobre este proyecto de ley, que exigirá el conocimiento del valenciano a quienes se presenten a las oposiciones y puestos públicos de la Generalitat.

Pagaza ha explicado en un comunicado que la libre circulación de trabajadores es un principio fundamental establecido en el artículo 45 del Tratado de Funcionamiento de la UE y que es obligación de esta Comisión preservarla.

Por ello, ha considerado que la Comisión Europea "deberá evitar" que la Comunitat Valenciana y sus Administraciones "impongan el sesgo lingüístico en sus convocatorias de empleo público, si ello afecta a la libre circulación de trabajadores en el espacio económico europeo".

Según ha señalado, el Alto Tribunal prohíbe la falta de proporcionalidad entre esa exigencia y la función o puesto de trabajo a desempeñar, y ha añadido: "es habitual que estas administraciones exijan un conocimiento de la lengua valenciana, innecesario en algunos casos y, en otros, desproporcionado, lo que vulnera la Jurisprudencia Constitucional".

En su opinión, estas prácticas "convierten el sesgo lingüístico en una herramienta de discriminación y exclusión en manos de administraciones públicas, que afecta no solo de los ciudadanos españoles que no hablan valenciano, sino también de los ciudadanos europeos que no pueden circular libremente dentro de la UE porque no pueden optar a esos puestos públicos".