EFEValència

El Ayuntamiento de València ha anunciado que recurrirá la anulación de reducción de dos terrazas de dos establecimientos próximos a la plaza de la Virgen, al entender que la gestión del dominio público municipal corresponde al consistorio y este se debe a sus ordenanzas.

El auto del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 8 de Valencia "no da la razón a los demandantes" sino que únicamente deja sin efecto cautelarmente la resolución hasta que dicte sentencia en un sentido u otro, según indican fuentes municipales.

Las terrazas afectadas no están adaptadas a la normativa actual y por eso el Ayuntamiento ha actuado, además de que entran en conflicto con el Plan Especial de Protección de Ciutat Vella que, entre otras medidas, establece que no puede haber terrazas a menos de tres metros de la fachada lateral de la Casa Vestuari, según recuerdan las fuentes. EFE

im/cbr