EFEValència

El pleno del Consell ha aprobado este viernes el proyecto de ley de Servicios Sociales Inclusivos de la Comunitat, que pretende adecuar el sistema de servicios sociales a las necesidades de la ciudadanía y les da la consideración de servicios esenciales y de interés general, lo que permita "blindarlos y garantizarlos".

Según ha explicado la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ese proyecto de ley transforma la "concepción asistencialista propia de visiones caritativas de las antiguas políticas sociales" en una visión "moderna de derecho subjetivo y alcance universal" en la que esos derechos fundamentales no dependan de si hay más o menos presupuesto en un determinado ejercicio.

Así, se reconoce y garantiza el acceso al Sistema Público Valenciano de Servicios Sociales a todas las personas con residencia en la Comunitat Valenciana y que necesiten de los servicios.

La nueva ley será el marco jurídico de actuación, que ordenará y regulará los servicios sociales en la Comunitat Valenciana y donde quedarán plasmados los derechos subjetivos en materia de servicios sociales de la ciudadanía valenciana.

Con esta iniciativa, según Oltra, "el Consell quiere blindar la normativa en materia de política y servicios sociales con el objetivo de garantizar los derechos reconocidos a la ciudadanía y evitar que cambios futuros puedan arrebatárselos" y para ello es la primera Comunidad Autónoma que los declara por ley servicios de interés general y esencial.