EFEValència

El pleno del Consell ha aprobado este viernes la modificación de los Presupuestos de la Generalitat para incorporar el aumento salarial recogido en los Presupuestos Generales del Estado para 150.000 empleados públicos valencianos y ampliar la tasa de reposición.

Esta modificación presupuestaria adapta las retribuciones de funcionarios de la Generalitat, universidades y centros docentes concertados a la ley estatal recientemente publicada, lo que supone una subida del 1,5 % desde el 1 de enero, y un 0,25 % adicional condicionado a que el PIB crezca al menos el 3, 1% y que se percibiría con efectos desde el 1 de julio de este año.

Según ha explicado en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell su vicepresidenta y portavoz, Mónica Oltra, el decreto ley de modificación presupuestaria aprobado mantiene la tasa de reposición de efectivos en el 100 % en servicios prioritarios, incorporando Tecnologías de la Información, al tiempo que se amplía del 50 % al 75 % para el resto de servicios.

Además, se autoriza una tasa adicional de reposición del 5 % por creación de nuevos servicios, incremento de la actividad y jubilaciones, y se pone en marcha un nuevo proceso de estabilización del personal temporal.

El decreto ley recoge, tal como está fijado en los Presupuestos Generales del Estado, la posibilidad de que la masa salarial pueda incrementarse en un 0,20 % adicional con la finalidad de que las diferentes administraciones puedan adoptar medidas para la racionalización de las plantillas y las retribuciones.

En concreto, la norma, que se remitirá a Les Corts para su convalidación, permitirá, entre otras actuaciones, la homologación de retribuciones ligada a la desaparición de la brecha salarial en sectores especialmente feminizados, según la Generalitat.

En el marco de esta adaptación a la legislación básica estatal, se incluyen asimismo las nuevas directrices fijadas sobre el complemento de la prestación económica en situación de incapacidad temporal del personal al servicio del sector público de la Generalitat, de forma que se elimina el descuento por baja laboral introducido en 2012, y el nuevo régimen de disfrute del permiso de paternidad, que se amplía a seis semanas.

Otra novedad es la autorización para que en las ofertas de empleo público que se convoquen para cubrir los efectivos se pueda ofrecer un número de plazas equivalente al 5 % del total de la tasa de reposición, que irán destinados al establecimiento de nuevos servicios públicos, al incremento de la actividad estacional por la actividad turística o para atender al elevado volumen de jubilaciones esperadas.

El decreto ley autoriza una tasa adicional para la estabilización de empleo temporal que incluirá las plazas de naturaleza estructural que, estando dotadas presupuestariamente, hayan estado ocupadas de forma temporal e ininterrumpidamente al menos en los tres años anteriores al 31 de diciembre de 2017 en los siguientes servicios y colectivos: personal de administración y servicios generales, de investigación, de salud pública e inspección médica, así como otros servicios públicos.

En los Presupuestos de la Generalitat para 2018, dado que no se habían aprobado todavía los Presupuestos Generales del Estado, se optó por mantener las retribuciones para los empleados públicos en los mismo términos que en 2017, pero estableciendo los mecanismos que hacían posible una futura revisión de estas retribuciones.

Es la misma situación que se dio el año pasado y que ya obligó a aprobar un decreto ley para actualizar las retribuciones del personal. Gracias a esta previsión, los presupuestos autonómicos de 2018 contemplan una reserva de fondos para atender el incremento, una vez aprobados los Presupuestos Generales del Estado.