EFEMadrid

El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, ha anunciado su apoyo a tres de los cuatro documentos de la Comisión de Reconstrucción después de que el Gobierno haya aceptado una enmienda suya para abordar la reforma de la financiación autonómica antes de que acabe el año.

En rueda de prensa, Baldoví ha explicado que votará sí, aunque "tampoco de forma entusiasta", a las conclusiones de los grupos de trabajo sobre Sanidad y Salud Pública, Reactivación Económica y Unión Europea, y se abstendrá en el de Políticas Sociales, aunque a la espera de conocer si en las votaciones de esta tarde se les admiten nuevas enmiendas que ha considerado "de sentido común".

El diputado valenciano ha admitido que en su posición ha influido especialmente el hecho de que desde el Gobierno haya aceptado su "enmienda nuclear" que recoge el compromiso ya adquirido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que en noviembre se conforme un "nuevo esqueleto del sistema de financiación".

La enmienda de la formación valenciana asume, según Baldoví, que antes de final de año se acometerá la reforma para que las autonomías puedan contar con los recursos necesarios para afrontar las consecuencias de la pandemia del coronavirus.

Joan Baldoví ha recordado que el 70 por ciento de los recursos del estado del bienestar están en manos de las comunidades autónomas y por ello también había planteado que el documento de políticas sociales incluyera otro compromiso para que el Estado asuma el 50 por ciento del coste del sistema de dependencia.

Como ejemplo ha apuntado que en la Comunitat Valenciana la Generalitat se hace cargo del 88 por ciento de estos servicios frente a solo un 12 por ciento de la Administración Central.

Baldoví ha lamentado que queden fuera de las conclusiones otras propuestas que respalda Compromís, como la derogación total de la reforma laboral o el impuesto a las grandes fortunas.

Y ha considerado un "clamor" de alcaldes de todos los partidos que se permita a los ayuntamientos con superávit destinar estos fondos a paliar los efectos sociales de la crisis sanitaria, como han reclamado varios grupos en una enmienda transaccional conjunta.