EFEValència

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha anunciado que el Gobierno valenciano acordará las medidas necesarias para paliar los daños del temporal en coordinación con los ayuntamientos, las diputaciones, el Gobierno central y la Unión Europea.

Tras el pleno del Consell, ha advertido de que la gota fría todavía no ha acabado en la Comunitat Valenciana y que la crecida de un río o barranco puede producirse en cuestión de minutos, y ha pedido mantener la prudencia en esta situación de emergencia.

Ha asegurado que la Generalitat ha desplegado todos los medios y recursos posibles y cuenta con la ayuda de la UME y otras unidades del Ejército, y recursos de ayuntamientos y diputaciones, y ha agradecido el apoyo del Gobierno central y de las Comunidades Autónomas que se han puesto a disposición de la Comunitat y ha trasladado el pésame a las víctimas del temporal.

Oltra, que ha pedido mucha precaución en los desplazamientos, ha manifestado que hasta que no baje el nivel de agua acumulada no se puede saber el alcance de los daños, aunque ha recordado que los decretos de emergencia no se sacan más tarde de dos semanas después del siniestro.

El primero de esos decretos está dirigido a que los municipios presenten los daños registrados en un plazo de 45 días, ha señalado, para añadir que aún es pronto para hacer una evaluación y saber qué tipo de emergencia se va a declarar.

La vicepresidenta ha repasado las incidencias producidas en distintos ámbitos: en educación, la suspensión de las clases en 296 municipios afecta a 689.000 alumnos; y en sanidad, se ha inundado el hospital de la Vega Baja y se está bombeando agua aunque las urgencias están operativas y se garantiza la atención urgente, y están cerrados el centro de salud de Ontinyent Barranquet y L'Albir de L'Alfàs.

Hay 34 carreteras cortadas en las provincias de Alicante y sur de Valencia y el IVASS ha cerrado de forma preventiva centros de día de Valencia y Elche, lo que ha afectado a 500 personas con diversidad funcional, y un centro en Vall d'Uixó, y ha desalojado una residencia de diversidad funcional en Alicante y un piso de menores, que han sido realojados.

El Consell ha realizado una declaración institucional respecto a las lluvias en la que asegura que la DANA o gota fría que ha golpeado "duramente" a la Comunitat Valenciana desde el lunes sigue en fase crítica.

No es la primera vez que los valencianos se enfrentan a un fenómeno así y "entre todos hemos sabido colaborar y encontrar soluciones", ha manifestado.

En las últimas horas se han desbordado los ríos Segura y Clariano a su paso por diferentes municipios como Ontinyent y Orihuela, y el temporal ha afectado también a otros núcleos de población como Denia, y se ha procedido al desalojo y traslado de los afectados.

En la Vega Baja se han desbordado ramblas, se han inundado viviendas y se han producido daños en caminos, cañares e infraestructuras hidráulicas.

Se han desalojado las casas de campo desde Almoradí hacia el sur y se está vigilante de las cosechas de uva en el Vinalopó, granada mollar, alcachofa y arroz. La lluvia no ha afectado a la campaña de cítricos.

Oltra ha asegurado que en algunas zonas ha llovido en una hora casi lo mismo que en todo un año, y la construcción en el pasado en zonas inundables ha agravado aún más las consecuencias de este tipo de fenómenos.

Tanto el president de la Generalitat, Ximo Puig, como los consellers han atendido o se han desplazado a las zonas damnificadas, y el Gobierno valenciano ha estado con las personas afectadas y expresa su apoyo a los alcaldes que están viviendo momentos difíciles junto a sus vecinos.