EFEValència

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha calificado este sábado de "vergüenza" que el Gobierno de Pedro Sánchez haya decidido "no invertir" en la costa valenciana tras la borrasca Gloria, y ha anunciado iniciativas para que el Ejecutivo central invierta en recuperar el litoral.

Bonig, que ha mantenido un almuerzo con militantes, alcaldes y portavoces del PP, ha señalado que es "increíble e inaudito" que la demarcación de Costas del Gobierno de España haya dicho "no" a la remodelación de los paseos marítimos de las costas marítimas de la Comunitat Valenciana.

Respecto al requisito lingüístico, ha destacado que los ciudadanos de la Comunitat son "castellanoparlantes y valencianoparlantes" y que el PP "ha apoyado siempre el valenciano", y ha lamentado que aquí gobierne "la radicalidad el sectarismo y el nacionalismo de Compromís", algo que Ximo Puig "permite".

Ha explicado que cuando llegó el PP al Consell había 74.000 alumnos que estudiaban en línea en valenciano, y cuando salieron eran 234.000, y ha opinado que "quien ha convertido la lengua en un elemento de confrontación ha sido PSPV y Compromís".

Para el PP, el requisito lingüístico "tiene que ser un mérito, no un requisito imprescindible de acceso" salvo casos determinados, y ha añadido: "todo lo que sea imposición, estaremos siempre en contra".

También se ha referido a la manifestación de este viernes de los agricultores y ha expresado el "apoyo incondicional del PP al campo valenciano", al tiempo que ha llamado la atención sobre "la escasa participación de miembros del PSPV".

Bonig ha recomendado al presidente del Consell que, que después de cinco años gobernando, "hay que estar a la altura en Europa", y se debe "contar con todos los actores, no como hizo el Gobierno ayer al sacar de la reunión a las organizaciones agrarias".

Finalmente, ha señalado que el mantenimiento de Tajo Segura "es fundamental para la agricultura", y por ello ha reclamado a Puig que comience ejecutar el presupuesto de Agricultura en una serie de obras del postrasvase en las provincias de Valencia y Alicante, que son necesarias "para garantizar y modernizar" la cultura.