EFEValència

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de València, María José Catalá, ha acusado este sábado al alcalde de València, Joan Ribó, de pagar en 2018 "más de 39 millones de euros sin fiscalizar" y de adjudicar "14,5 millones en contratos a dedo".

Catalá ha señalado en un comunicado que el informe de control financiero del gasto de la Intervención Municipal "confirma" las denuncias de este grupo "del abuso del Gobierno de Ribó en pagos sin fiscalizar".

Según ha explicado, en el citado informe, que se aprobará en la comisión de Hacienda que se celebra este lunes, "se alerta del pago sin fiscalizar a empresas por valor de más de 39 millones de euros el año pasado".

Ha añadido que la gran mayoría de esa cantidad corresponde a "la mala gestión" y la "falta de previsión" del Gobierno de Compromís y PSPV, al "dejar extinguir contratas como las de la grúa y la ORA, y pagarles a las empresas adjudicatarias facturas sin contrato desde el año 2017".

Según Catalá, Servicios Centrales Técnicos es el Servicio que más gasto reconocido con omisión de procedimiento concentra, y supone por sí solo el 40,2 por ciento del gasto total con omisión, frente al 23,1 por ciento en 2017, y un total de 15,71 millones de euros.

El segundo servicio con importes elevados de gastos tramitados con omisión de procedimiento es Movilidad sostenible, que alcanza los 5,30 millones de euros en 2018 (5 millones en 2017) y representa el 13,6 por ciento del total municipal, ha añadido.

En tercer lugar, en 2018 aparece el servicio de Gestión de residuos sólidos y limpieza, con 4,24 millones euros, aprobados todos ellos mediante Reconocimiento extrajudicial de crédito, y supone el 10,8 del gasto con omisión, seguido del Servicio de Bienestar Social, con 2,46 millones de euros, el 6,3 % del total.

A continuación, y con cifras superiores al millón de euros aparecen los servicios de Ciclo Integral del Agua, Tesorería y Persona mayores, ha explicado.

Catalá ha señalado que, sobre los 3.375 contratos menores otorgados por Ribó y los concejales del PSPV, el informe recomienda disminuir su volumen y aconseja "una mayor planificación para evitar este tipo de contratación que mitigan la concurrencia y la competitividad". Los servicios que más acuden a este tipo de contratación son Cultura Festiva y Acción Cultural.

"El alcalde y sus concejales han abusado de los contratos menores a dedo y han dilatado la convocatoria de nuevos concursos públicos con prorrogas que han frenado la pública concurrencia de las empresas", ha declarado Catalá.

Según ha dicho, "no solo el grupo popular está denunciado estas irregularidades, sino que también hay reiterados pronunciamientos del Síndic de Greuges y de la Angencia Antifraude en los que le dicen a Ribó que estos abusos de los contratos a dedo, sin fiscalización previa, pueden derivar en fraccionamientos".