EFEValència

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de València ha manifestado que su apoyo al acuerdo de reconstrucción de la ciudad ante la pandemia de la covid-19 es "por responsabilidad política" pero no "un cheque en blanco", y ha pedido más apoyo a los autónomos, comercios y pymes.

Según ha informado el PP en un comunicado, el documento solo recoge 23 de las 119 medidas planteadas por el PP, y deja fuera todas las relacionadas con el sector económico y productivo de la ciudad coincidentes con las de su formación, como rebajas y bonificaciones fiscales.

La portavoz del grupo popular, María José Catalá, ha explicado que el PP votará en el pleno a favor de la comisión para reconstruir la ciudad por las crisis de la covid-19, pero ha precisado que "no es un cheque en blanco" para el gobierno local y que su apoyo es por "responsabilidad política, para que las medidas comiencen a implantarse".

Catalá considera dichas medidas como "insuficientes", y reclama mayor apoyo a autónomos, comercios, hosteleros y pymes, tanto a través de ayudas como en rebajas y bonificaciones fiscales.

El PP ha advertido de que en el documento final de conclusiones "no aparece un acuerdo claro para bajar la presión fiscal que sufren los valencianos", y hacer así a la ciudad "más atractiva para la llegada de nuevas inversiones que puedan generar empleo".

Catalá destaca además que son muy pocas las medidas aprobadas para generar empleo en una ciudad parada tres meses, en la que el número de parados ha aumentado en 11.000 personas.

La portavoz del PP ha lamentado que "son escasas las ayudas a autónomos, comercios, hosteleros y pymes" y ha advertido de que el gobierno de Joan Ribó "gastará más en las obras de peatonalización de la plaza del Ayuntamiento, 1,2 millones de euros, que en ayudas a los comercios que ha estado tres meses cerrados, 800.000 euros".

Denuncia asimismo que tampoco se haya aceptado la gratuidad de la educación de 0 a 3 años para apoyar a las familias y las más de 200 escuelas infantiles de la ciudad de València.

Catalá ha lamentado que "se vaya a perder una nueva oportunidad para bajar la presión fiscal que soportan los valencianos al no aceptar el gobierno de Ribó y el PSPV la propuesta del PP de incentivar la economía mediante una reducción de las tasas e impuesto municipales".

Entre las medidas propuestas por el PP y rechazadas por Compromís y PSPV figuran la bajada de impuestos y bonificación de tasas para impulsar la reactivación de la economía y la creación de empleo, "fundamental para convertir a València en una ciudad atractiva para los inversores y para el mantenimiento del empleo de las empresa afectadas por la crisis de la covid-19", ha añadido la edil.

El acuerdo, precisa el PP, tampoco incluye las ayudas Re Activa para autónomos y pymes lleguen a todos los solicitantes que cumplan con los requisitos, ni la aplicación, en un plazo de 15 días, de medidas de choque concretas para agilizar la concesión de licencias urbanísticas.

Catalá sí que se ha mostrado satisfecha de que finalmente la comisión "vaya a ser sensible" con las peticiones de la plataforma de afectados por el coronavirus, con el homenaje que se rendirá a las víctimas de la pandemia, un día al año, en la plaza del Ayuntamiento. EFE

eb/cbr