EFEAlicante

El PP de la provincia de Alicante ha urgido al president de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, que se sume a la provincia y Murcia a favor del Tajo-Segura mientras que el PSPV-PSOE ha acusado a los populares de "reabrir guerras partidistas" en torno al trasvase.

En un comunicado, el presidente del PP alicantino, Eduardo Dolón, ha pedido a Puig que se una a la Diputación de Alicante, la Región de Murcia y a la Junta de Andalucía a favor del Tajo-Segura con el argumento de que "la unión hace la fuerza".

Para ello, le ha recomendado que "guarde el carnet del PSOE y saque el de alicantino para proteger el agua que tanto necesita esta tierra".

Un día después del encuentro celebrado en Murcia entre el presidente de Región murciana, Fernando López-Miras, y el de la Diputación alicantina, Carlos Mazón, ambos del PP, para aunar fuerzas en defensa del trasvase, Dolón ha deseado que "ojalá" se pueda "contar con la Generalitat Valenciana en este grupo de trabajo".

Dolón ha subrayado "la disposición" de Compromís a llevar a los tribunales la modificación de la comisión de explotación, ante la posibilidad de que entren en ese órgano los municipios de las zonas cedentes de agua (contrarios al trasvase), pero ha agregado que "el president de la Generalitat debe ser quien lidere las actuaciones a favor del Tajo-Segura".

"Esperamos que el jefe del Consell se posicione, no ya con el PP, sino con sus socios de gobierno porque otra cosa demostraría una discrepancia irresoluble en un tema fundamental para la provincia de Alicante", ha advertido.

En otra nota, el portavoz socialista en la Diputación alicantina, Toni Francés, ha opinado que "el PP ha demostrado que se siente cómodo con la confrontación y la manipulación de un tema tan importante para nuestra provincia como el agua".

Francés ha mostrado la total lealtad institucional y sentido común del PSPV-PSOE en este asunto y ha continuado que "al final siempre se demuestra que los únicos que de verdad trabajan para dar respuesta a las demandas y necesidades desde el ámbito institucional son los socialistas".

"Necesitamos altura de miras, pero de verdad" y "ante un hecho como el cambio climático precisamos políticas de consenso y no reabrir guerras partidistas que resultaron estériles", ha alertado, al tiempo que ha asegurado que "si lo que realmente preocupa es que no se cercene el futuro de nuestra tierra debemos ir todos a una o lo tendremos muy complicado".