EFEValència

El PP ha presentado este lunes la ponencia "La Comunitat en el centro", del XV Congreso autonómico del PPCV que se celebrará el 3 de julio, con la que pretende marcar "el pistoletazo de salida" para asumir de nuevo la responsabilidad de gobernar esta autonomía.

Así lo han afirmado el alcalde de Alicante, Luis Barcala, y la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Castelló, Begoña Carrasco, encargados de esta ponencia, que ahora debe recibir las enmiendas de militantes y sociedad, y que establecerá las bases de la acción política del partido en la Comunitat Valenciana.

Ambos han destacado que el documento recoge muchas de las políticas defendidas por el PP en los últimos años, pues el suyo, han destacado, es un partido "fiable y previsible", que defiende lo mismo hoy y mañana, y en el que "no hay bandazos, postureo ni conveniencia".

El documento, elaborado en un contexto en el que se tiene muy en cuenta la situación generada por la covid, recoge 264 propuestas centradas en proteger los derechos de los valencianos en materia educativa, sanitaria y social, así como en favorecer la prosperidad económica de la Comunitat.

Con este planteamiento general, abogan por que las familias puedan "elegir en libertad educación de sus hijos" y rechazan la "inmersión catalanizadora y excluyente" que, a su juicio, promueve el Consell en las escuelas, y proponen blindar por ley el presupuesto de Sanidad y garantizar por ley el tiempo máximo en las listas de espera quirúrgica y para pruebas diagnósticas.

En materia social apuestan por una ley integral sobre familia; por que los jóvenes puedan tener un proyecto personal en la Comunitat; por proteger a los mayores "para que no pase lo que ha pasado en esta pandemia", y por luchar de forma contundente y sin fisuras contra la violencia de género" y la brecha salarial, según Carrasco.

En el plano económico, se persigue que la Comunitat ocupe "el puesto que le corresponde dentro de España", y para ello, se aboga por "una bajada de impuestos generalizada, con la supresión de los impuestos de sucesiones y donaciones, y el de patrimonio, ha explicado Barcala.

El PP también trabajará por la digitalización, modernización e internacionalización de empresas; por infraestructuras como el Corredor Mediterráneo, y por el empleo, así como por otras cuestiones como las señas de identidad valencianas (como la lengua y las tradiciones); la industria; el comercio; la agricultura, la pesca y la ganadería; el mundo rural, y el papel de los municipios.

La defensa de una financiación justa es otra de las cuestiones que se incluyen en esta ponencia política, junto con el fomento de la colaboración público-privada, así como la necesidad de garantizar los caudales hídricos que necesita la Comunitat para su agricultura y el turismo.

"El Consell no está defendiendo a los valencianos. Estamos perdiendo oportunidades y empobreciéndonos porque no hay peso en Madrid", ha denunciando el dirigente del PP, quien ha advertido de que esta autonomía "no puede ser moneda de cambio para pactos con catalanes y vascos".

"La Comunidad en el centro" busca también mostrar "dónde está el posicionamiento político del PP", que es "capaz de abarcar a la inmensa mayoría de valencianos", y hacer frente a la política "ideologizada" del actual Consell, que lleva a que la Comunitat esté "descentrada".