EFEValència

El Partido Popular de la Comunitat Valenciana ha iniciado una campaña consistente en la colocación de vallas con la imagen de su presidente, Carlos Mazón, y el lema "el presidente de todos", con la quiere trasladar a todos los ciudadanos que están "preparados para gobernar".

Así lo ha indicado a los medios de comunicación Mazón, quien ha considerado que, sean cuando sean las próximas elecciones autonómicas, este partido tiene la "obligación" de ofrecer "una alternativa sólida, seria, ambiciosa, con ilusión y para todos".

Por eso "estamos saludando a todo el pueblo valenciano, con una campaña en la que les estamos diciendo que queremos gobernar para todos", ha manifestado el presidente del PPCV sobre una campaña que durará quince días y se llevará a cabo en las tres provincias de la Comunitat Valenciana.

Mazón ha precisado que a partir de ahora van a ir detallando sus propuestas, como una "revolución fiscal", a la que seguirá un Plan de choque para el empleo juvenil, y en definitiva van a ir ofreciendo "toda la alternativa que merece una comunidad a la que ya le toca pintar algo por fin".

Según ha considerado, esta tierra lleva "demasiado tiempo" siendo "peor que los demás", mientras sí que "les toca" a los catalanes, a los que quieren los Païssos Catalans, a los que hablan individualmente con el Gobierno, a los que sí que tienen agua o a otras comunidades que están bajando los impuestos.

El dirigente popular ha manifestado que no tiene "la más remota idea" de cuándo serán las próximas elecciones autonómicas, si bien no le cabe duda de que el president de la Generalitat, Ximo Puig, las convocará cuando "considere que menos le perjudica" y no "pensando en los intereses" de los valencianos.

"Lo antes que podamos bajar impuestos, lo antes que podamos desarrollar la acción de gobierno y lo antes que defendamos de una vez a la Comunitat Valenciana será bueno para todos, sin duda alguna", ha indicado Mazón.

Asimismo, ha considerado que los ministros que visitan últimamente la Comunitat Valenciana no solo no reivindican "nada", sino que "casi insultan", y ha opinado que el Gobierno de España "no confía en la financiación que necesita la Comunitat Valenciana" y "no les interesa".