EFEValència

El grupo socialista en Les Corts Valencianes no formulará finalmente pregunta de control al president de la Generalitat, Ximo Puig, durante esta legislatura por petición expresa de este, que defiende que estas sesiones son para que la oposición controle al Gobierno.

Según han informado a EFE fuentes socialistas, Puig, quien también es secretario general del PSPV-PSOE, ha trasladado al síndic socialista, Manolo Mata, que las sesiones de control deben estar para que la oposición controle al Ejecutivo y quiere que eso se mantenga, ya que cree en el parlamentarismo.

Manolo Mata anunció esta semana tras la Junta de Síndics que su grupo no iba a renunciar esta legislatura -como sí hizo la legislatura pasada- a formular preguntas de control al president de la Generalitat, y que "en función del pleno" harían uso o no de este turno.

Recordó que la legislatura pasada renunciaron a hacer preguntas de control al jefe del Ejecutivo porque pensaban que no estaba "muy bien" que hubiera tres intervenciones de los grupos que apoyan al Gobierno, ya que estas "suelen ser laudatorias".

No obstante, dijo que si el resto de socios de gobierno no quería renunciar a ese derecho, "al final, no está mal hablar de las cosas que interesan" al grupo socialista.

Si embargo, el president le ha comunicado que prefiere que su grupo parlamentario no le formule preguntas de control pues cree en el parlamentarismo y considera que la sesión de control está para que la oposición fiscalice su labor.

De esta manera, en la sesión de control al president de la semana que viene, Puig responderá a cinco preguntas de los síndics, frente a las cuatro que respondía la legislatura pasada, ya que aunque el PSPV haya decidido finalmente renunciar a la suya, ahora hay un nuevo grupo parlamentario, Vox.