EFEValència

El tramo interior de la línea L10 de Metrovalencia, con la construcción de toda la superestructura, las tres estaciones subterráneas y el equipamiento necesario de estas instalaciones, está a punto de licitarse por 20,7 millones de euros.

El conseller de Transporte, Arcadi España, ha anunciado que entre este martes y el miércoles se licitará esta nueva fase interior entre la calle Alicante y la estación de Amado Granell, tras una visita que ha hecho a las obras de esta línea junto al president de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde de València, Joan Ribó.

Puig ha valorado que las obras "avanzan" para que la L10 esté en funcionamiento en el tramo entre la calle Alicante y Nazaret en verano de 2021 y ha recordado que su coste está cofinanciado con la Unión Europea -20 millones de Europa y 30 millones la Generalitat- y beneficiará a unos 3,5 millones de usuarios.

El alcalde ha sostenido que esta línea permitirá conectar esta zona con el centro de la ciudad y que su puesta en marcha supondrá "un paso para reducir las emisiones de dióxido de carbono y gases de efecto invernadero", al tiempo que ha apostado por una futura conexión de la L10 con el Marítimo.

En ese sentido, el conseller también ha avanzado que en el primer trimestre de 2020 presentarán el trayecto y el calendario de obras para la conexión de la L10 con la zona marítima y "más avanzado el año" informarán sobre la planificación futura de la red de FGV, con criterios técnicos, financiación europea y en colaboración con el resto de Administraciones.