EFEElche (Alicante)

Un total de 240 ayuntamientos y diputaciones que gestionan el día a día de 21.162.000 ciudadanos practican políticas de transparencia y de participación que tienen por objetivo facilitar un más fácil acceso a la información pública de las administraciones locales.

Estas entidades locales se han adscrito a la Red de Participación Ciudadana y Transparencia de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), creada hace poco menos de cuatro años y presidida por el alcalde de Elche, el socialista Carlos González.

En una entrevista concedida a Efe, González ha recordado que la asamblea fundacional de la Red se celebró en Elche en mayo de 2016 y que, desde entonces, se han unido las 240 entidades locales, entre ellas la práctica totalidad de las veinte ciudades españoles más habitadas y ocho diputaciones provinciales.

"El fin último es que la Administración local pase a tener ventanas y paredes de cristal", ha explicado el alcalde ilicitano y presidente de la Red, de manera que "las buenas prácticas favorezcan el acceso del ciudadano a toda la información pública, que antes no era compartida".

Dicha información se refiere fundamentalmente a la contratación pública, a las partidas presupuestarias y también a la situación patrimonial y económica de los cargos públicos, así como a sus retribuciones.

González ha destacado que la transparencia en este tipo de aspectos tiene "un efecto preventivo" y constituye "un buen antídoto de las prácticas corruptas".

Esa información se facilita, fundamentalmente, a través de herramientas informáticas, como pueden ser las página web municipales, o aplicaciones de Internet, aunque también por petición específica de los vecinos.

El reto para los próximos cuatro años es, según González, extender este compromiso a los alrededor de 8.500 municipios españoles, el 70 por ciento de ellos de menos de 5.000 habitantes y con menos medios humanos y materiales que las grandes urbes.

La Red surgió en 2015 en un contexto político en el que había una brecha ciudadana de confianza con las institucio nes públicas "como consecuencia de los escándalos de los años anteriores por la corrupción".

En ese contexto de "recelo, desconfianza y desafección", la FEMP hizo una apuesta "decidida" para extender al ámbito local la cultura de la transparencia y la participación, con el objetivo de "restaurar la confianza" de los ciudadanos en sus instituciones y "contribuir a mejorar la Democracia".

Desde aquel mayo de 2016, la Red constituyó varios grupos de trabajo para el desarrollo de los aspectos clave de la transparencia y favorecer las herramientas necesarias para el mejor acceso de los ciudadanos a los datos de la gestión pública.

Fruto de esa intensa labor han sido seis manuales sobre asuntos vinculados a la participación, la transparencia, la contratación y el derecho a la información, los cuales son utilizados a diario por los secretarios e interventores de grandes, medianos y pequeños municipios. EFE