EFEValencia

El discurso del president de la Generalitat, Ximo Puig, ante el pleno de Les Corts tras prometer su cargo por segunda legislatura ha incluido alusiones a Joan Fuster, Jorge Luis Borges, Jean Baudrillard, Miguel Hernández, Voltaire, Manuel Broseta, Carmen Alborch o Vicent Andrés Estellés.

En su 'Proposició' ante el pleno de Les Corts, Puig ha recordado al escritor valenciano Joan Fuster, quien decía que "para vivir solo hacen falta tres o cuatro convicciones", tras que los ha reivindicado que las convicciones del actual Consell son "las del humanismo y la modernidad".

También ha hecho alusión al escritor argentino Jorge Luis Borges, del que ha indicado que sugería que "no es verdad que las grandes ideas se hagan ordinarias con el paso del tiempo", y al filósofo francés Jean Baudrillard, quien repetía que no es cierto que "el simulacro tenga más importancia que la realidad".

Puig ha citado además al escritor francés Voltaire, pues ha indicado que su frase "el comercio nos hará libres" los valencianos se la han tomado "al pie de la letra", y un pasaje del poeta oriolano Miguel Hernández: "Alzad, moved las manos en un gran oleaje".

El president ha recordado asimismo a Alejandra Soler, la maestra de escuela republicana que, a punto de cumplir 100 años, decía: "Tenemos que darlo todo para ir siempre avanzando; el mundo tiene que ser mejor".

Asimismo, ha reivindicado que la Comunitat Valenciana es el país de los valencianos, el país de Miguel Hernández, de María Cambrils, de Juan Gil Albert, de Pere Maria Orts, de Manuel Broseta, de Vicent Andrés Estellés, de Carmen Alborch o de Amado Granell.

Puig no se ha olvidado en su discurso de los nombres de dos buques marcados por la solidaridad, el Aquarius y el Nuestra Señora de Loreto, ni de Mónica (Oltra), Rubén (Martínez Dalmau) y Manolo (Mata), para agradecerles la responsabilidad compartida en esta nueva etapa.

También se ha referido a montes valencianos, como el Peñagolosa el Puigcampana, la sierra de Aitana, el Montgó o la sierra de Mariola, para pedir a los valencianos que tengan la mirada alta como estas cumbres, y a distintos municipios, desde Vinaròs a Pilar de la Horadada y desde Xàbia al Rincón de Ademuz.

La huerta de Orihuela, la plana de Castelló, Elche, Vila-real, Ribarroja, La Vall d'Uixò, la ciudad de Alicante, la ciudad de València, Teulada, Alcoi y Requena han sido otras localidades a las que se ha referido para ejemplificar que la Generalitat son las mujeres y los hombres que comparten sueños colectivos.

Y, como ya hizo en su debate de investidura, Puig ha citado otro nombre propio, el de Beatriz, la mujer de Alboraia (Valencia) que esta semana se convirtió en la víctima número mil de la violencia machista en España, para pedir trabajar juntos con el objetivo de acabar con esa lacra y acabar "con el huevo de la serpiente".