EFEValència

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas no considera "apropiada" la propuesta de la Conselleria de Justicia de modificar la ley de Espectáculos para abolir la prostitución, al entender que "se arroga" competencias de Igualdad y que su objetivo "excede" el marco sustantivo de la ley y las competencias autonómicas.

Así lo recogen las alegaciones de la Conselleria que dirige Mónica Oltra a una modificación de Justicia que a su juicio "se enmarca en un discurso punitivista de la prostitución y sitúa en un marco de mayor vulnerabilidad a aquellas mujeres que ejercen la prostitución, especialmente a aquellas que menos recursos tienen o que se encuentran en situación administrativa irregular".

Para la Conselleria de Igualdad, se sanciona en última instancia "la pobreza y la migración" y este "marco abolicionista aumenta la estigmatización social" de las mujeres que ejercen la prostitución y debilita sus redes de apoyo, al tiempo que las medidas afectarán en gran medida a las personas trans, que sufren un desempleo del 85 % y han de recurrir al trabajo sexual como única opción.

Sobre la arrogación de competencias que corresponden a Igualdad, las alegaciones señalan que la modificación expone que parte de la perspectiva de la protección de las mujeres y de la promoción de la igualdad, pero la Conselleria que dirige Gabriela Bravo "no es competente en materia de igualdad de género, reconocimiento de los derechos de las mujeres y lucha contra la violencia de género y machista".

Además, Igualdad destaca que la consideración y regulación legal de la prostitución es una competencia estatal, y por tanto "la 'abolición' de esta realidad no regulada excede las competencias autonómicas, objetivo que pretende conseguirse con la propuesta de esta modificación normativa".

Señala que en la ley valenciana contra la violencia sobre la mujer, la explotación sexual es considerada como violencia machista y se intenta dar respuesta a las necesidades de quienes han sido expuestas a trata con fines de explotación sexual.

Igualdad alerta de que según la exposición de motivos, esta reforma tiene como objetivo eliminar toda forma de prostitución que se desarrolla dentro de los locales y establecimientos regulados en la ley de Espectáculos, por lo que "sorprendentemente, se podría deducir que se considera la prostitución como espectáculo público, actividad recreativa y/o actividad ociocultural desarrollada en estos locales y establecimientos".

En opinión de este departamento, la modificación propuesta por la Conselleria de Justicia hace "una incorporación arbitraria de una realidad, la prostitución, que excede el marco" de la ley de Espectáculos, y además el principal instrumento para conseguir abolirla es catalogar infracciones y por tanto, sancionarlas.

"Pese a que se indica que con la modificación propuesta se pretende sancionar únicamente la demanda de prostitución en los establecimientos públicos, la difusión de publicidad de prostitución, la tercería locativa y el uso para actividades de prostitución de establecimientos con licencia incluida en el catálogo de la Ley 14/2010, estas sanciones suponen, de facto, una sanción indirecta a las mujeres que ejercen la prostitución", afirma Igualdad.

Para la Conselleria de Oltra, si las personas prostituidas se encuentran en situaciones de gran vulnerabilidad deberían adoptarse medidas para favorecer y garantizar la salida de esta situación, como las que lleva a cabo Igualdad, y "no agravarla a través de la penalización indirecta de las mujeres que se dedican a la prostitución".

Finalmente, explica que Suecia implantó en abolicionismo en 1999 y desde entonce no ha disminuido la demanda ni el consumo de prostitución, sino que se ha traslado a lugares menos visibles, y que un informe de Amnistía Internacional sobre el abolicionismo en Noruega refleja una intensificación del estigma social y la discriminación de las mujeres. EFE

lb/cbr