EFEValència

La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha decidido prorrogar un año la vigencia de las resoluciones y certificados de reconocimiento de grado de discapacidad que se encontrasen sometidos a revisión durante 2020, ante la situación de emergencia sanitaria actual.

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha explicado que se ha decidido tomar esta medida "por las dificultades que tienen las personas con diversidad funcional a la hora de solicitar la revisión del grado y la renovación de las tarjetas de reconocimiento de discapacidad debido a la limitación de circulación y al confinamiento decretado por el estado de alarma".

Así, con la finalidad de que estas personas no pierdan el acceso a los beneficios a los que les da derecho el reconocimiento, se establece prorrogar de forma automática hasta el 14 de marzo de 2021, la vigencia del grado de discapacidad reconocido y las tarjetas de discapacidad cuyas resoluciones y certificados de reconocimiento se encontrasen sometidos a una temporalidad que se hubiera sobrepasado o a una vigencia temporal con fecha de finalización anterior al 31 de diciembre de 2020.

En un comunicado, la vicepresidenta ha señalado que esta medida adoptada por su departamento beneficia a 4.834 personas con diversidad funcional de toda la Comunitat Valenciana, de las que 2.414 son de la provincia de Valencia, 1.771 de Alicante y 649 de Castellón.

Oltra ha señalado que, a la obligación de permanecer en sus domicilios por la limitación de la libertad de circulación, se añaden las medidas preventivas que se han adoptado para la red de oficinas PROP de la Generalitat y las sedes de las direcciones territoriales de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad.

Por este motivo, la decisión de prorrogar la validez del reconocimiento de discapacidad pretende paliar, de alguna manera, "el impacto económico y social derivado de una emergencia sanitaria y económica sin precedentes que puede repercutir directamente sobre la situación socioeconómica de las personas con diversidad funcional y de sus familias".

La resolución también recuerda que las personas con diversidad funcional cuyo certificado haya caducado o caduque durante esta prórroga automática, y que no hayan solicitado con anterioridad la revisión del grado reconocido, deberán hacerlo una vez finalizado el estado de alarma provocado por la crisis de la Covid-19, acompañando la solicitud con la documentación oportuna al Centro de Valoración y Orientación de la Discapacidad correspondiente.

Asimismo, las personas con diversidad funcional cuyo grado de discapacidad se ha incrementado por agravamiento podrán solicitar la revisión de grado independientemente de que la prórroga del certificado hubiera o no expirado cumpliendo el estado de alarma decretado.