EFEValència

Joan Ribó (Compromís) repetirá al frente de un gobierno de coalición en València -con el PSPV-PSOE- y resiste como alcalde del cambio que ha guiado a la ciudad a un modelo sostenible, con políticas de movilidad tan aplaudidas como criticadas, y numerosas iniciativas sostenibles, verdes y sociales.

Ribó ha repetido el gesto de guardar la vara de mando por no representar su forma de gobernar como ya hiciera hace cuatro años cuando irrumpió en València para poner fin a casi un cuarto de siglo de gobierno del PP con Rita Barberá como bastión.

Tras un mandato en coalición con PSPV-PSOE -con quien repetirá- y València en Comú, -la marca que integraba a Podemos y se ha quedado sin representación-, Ribó presume de una ciudad más sostenible, verde y limpia y de haber reducido a la mitad la deuda municipal.

Joan Ribó Canut (Manresa, Barcelona,1947) ha apostado por un modelo de sostenibilidad que triunfa en Europa con el fomento del uso de bicicletas y patinetes, el aumento de zonas verdes y la mejora la calidad del aire, además de haber evitado cortes de luz y agua a quienes no pueden pagar el recibo.

También esgrime que, bajo su gobierno, València ha pasado de ser conocida por la corrupción a serlo por la igualdad, la diversidad, la solidaridad y la transparencia.

Con esta gestión como aval, los ciudadanos le han vuelto a dar su confianza para revalidar la alcaldía y convertir a Compromís, por primera vez, en la fuerza más votada en València.

Llegó al Ayuntamiento en 2011 tras varios años de paréntesis político y se fogueó en la política municipal, donde su bagaje era nulo -su experiencia anterior fue en Les Corts-, como "azote" del PP y de Barberá en la oposición antes de ganar las elecciones en 2015 y devolver a la izquierda el gobierno de València.

Tras una época en una Acción Católica progresista, inició sus pasos políticos en el movimiento Cristianos por el Socialismo pero un giro conservador le alejó de esta corriente. Posteriormente, ingresó en el Partido Comunista y luego en Esquerra Unida, con la que inició su trayectoria en Les Corts entre 1995 y 2007 y fue coordinador hasta 2004-2005.

Creía que su tiempo había pasado y regresó a la docencia pero en 2010 emergió en el plano municipal como reclamo de Compromís para la Alcaldía de València y, convencido de poder tomar el fortín en el que el "régimen" de Barberá, como lo llamaba, había convertido al Ayuntamiento, lo logró en solo cuatro años.

Doctor ingeniero agrónomo, durante más de 30 años ha compaginado su labor política con la de docente y tras un primer matrimonio, del que nació un hija, que ya le ha hecho abuelo por partida doble, actualmente convive solo con su pareja, pues su hijo ya se ha emancipado.

La imagen en bicicleta de este amante del huerto -tiene uno que cultiva él mismo- ya era habitual en su etapa en Les Corts cuando no estaba tan de moda y, aunque reconoce que la usa menos, sigue pedaleando para acudir al Ayuntamiento.

Mónica Collado