EFEValència

Juristes Valencians ha pedido a los grupos de Les Corts que actúen "con sentido de estado y responsabilidad institucional" y apoyen la próxima semana una iniciativa para recuperar el derecho civil valenciano, pues votar en contra "supone negar nuestra historia" y "nuestra realidad como pueblo".

El pleno de Les Corts debate el próximo miércoles la proposición de ley conjunta de PSPV, PP, Compromís y Unides Podem que pide modificar la disposición adicional segunda de la Constitución Española para la recuperación y actualización del Derecho civil valenciano, que decayó la pasada legislatura por la convocatoria de elecciones autonómicas y ahora se ha vuelto a presentar.

"En momentos de inestabilidad institucional como los que vivimos, conviene que los grupos políticos hagan ejercicios de responsabilidad y no colaboren en el cuestionamiento de las instituciones estatutarias que representan", señala la asociación en un comunicado.

Juristes Valencians resalta que la reintegración de la competencia en derecho civil valenciano atiende a expresión de la voluntad democrática de los valencianos y el conjunto de los españoles, expresada en la doble votación en Les Corts y Congreso que tuvo lugar en el año 2006 con motivo de la reforma del Estatuto de Autonomía.

Por ello, sostiene que votar en contra de la reintegración del derecho civil foral valenciano supone "una contradicción evidente" frente al pacto constitucional y al bloque de constitucionalidad en el que se integra el Estatuto de Autonomía y que está sustentado en un amplio consenso de la sociedad civil y las instituciones.

La asociación recuerda que un centenar de entidades sociales, sindicales, empresariales, culturales, junto a 407 ayuntamientos y las tres Diputaciones de la Comunitat, han solicitado expresamente la modificación técnica de la Constitución para garantizar un derecho civil útil y cercano a los ciudadanos.

"Se trata de un consenso tan amplio y transversal que se hace difícil no querer participar del mismo", afirma Juristes Valencians, que añade que la sociedad valenciana "no comprendería que haya un partido como Ciudadanos que en Navarra o Cataluña apoya la foralidad y el derecho civil propio, y que en la Comunitat Valenciana lo niegue".

Sostienen que votar en contra supone también "negar" la diversidad en materia de familia, sucesiones y vecindad civil que ha formado desde siempre el derecho civil español: el común, el foral y el especial.

"Pero, sobre todo, supone negar a los valencianos la posibilidad de disponer de instituciones de derecho privado útiles para mejorar su día a día en materia de derecho de familia y sucesorio, y considerar de facto a los valencianos españoles de segunda, convirtiendo en papel mojado el Estatuto", concluyen.