EFEMadrid/València

La Comunitat Valenciana recibirá de los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año 300 millones de euros para movilidad, de los que 38 millones de euros irán a la Autoridad del Transporte Metropolitano de Valencia y 100 millones a implantar experiencias piloto de soluciones de movilidad innovadora.

Fuentes de la Conselleria de Obras Públicas han indicado que el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana ha incluido en sus cuentas para 2022 transferencias a la Comunitat Valenciana por importe de 200 millones de euros referidas a convenios para financiar infraestructuras, con lo que en total la movilidad valenciana recibirá 300 millones.

Según el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2022, las subvenciones al transporte con las que el Gobierno financia determinados servicios públicos de carácter deficitario ascenderán en 2022 a 2.721 millones de euros, un 3,9 % más respecto al ejercicio anterior.

En el transporte urbano y metropolitano, recibirán ayudas la Autoridad del Transporte Metropolitano de Barcelona (109 millones de euros), la Comunidad Autónoma de Canarias (48 millones), el Consorcio Regional de Transportes de Madrid ( 127 millones) y la Autoridad del Transporte Metropolitano de Valencia (38 millones).

Las entidades que tengan a su servicio el transporte colectivo urbano dispondrán de un crédito de 51 millones.

En el transporte ferroviario, Renfe-Viajeros recibirá 997 millones y se destinarán 223 millones para compensar las obligaciones de servicio público de cercanías y media distancia prestados en Cataluña en 2020.

Además, debido a que el transporte ferroviario de viajeros se ha abierto a empresas privadas, se ha previsto un crédito de 10 millones de euros para compensarlas por los descuentos que apliquen a las familias numerosas.

Para los servicios de transporte por carretera el Ejecutivo ha previsto 15 millones.

En el capítulo de autopistas de peaje, el gasto correspondiente el año que viene será de 92 millones.

En transporte aéreo y marítimo, y para bonificar los precios de los residentes de la UE en territorios españoles extrapeninsulares, habrá el año que viene 783 millones.

Esto permitirá aplicar porcentajes de bonificación del 75 % en trayectos entre los territorios de Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, ya sea por vía marítima o aérea, así como en los interinsulares por vía aérea; y del 50 % en los realizados por vía marítima.

A estas las familias numerosas pueden sumar bonificaciones por esa condición, que en 2022 supondrán un desembolso para el Estado de 15 millones.

Por otra parte, para el transporte de mercancías (entre las Islas Canarias, las Baleares y la Península, o la exportación de las mismas al extranjero) el Gobierno ha previsto una partida de 74 millones.

Los porcentajes de compensación aplicables son del 100 % para las mercancías con origen y destino en las Islas Canarias, del 60/65 % en el caso de las Islas Baleares dependiendo del tipo de mercancía y de hasta el 50 % para las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Para las líneas marítimas y áreas de interés público (con origen o destino en las islas o entre ellas, incluyendo expresamente a Ceuta y Melilla) se prevé un desembolso de 15 millones.

Por lo que se refiere a las servicios aéreos (conexiones entre La Gomera -Tenerife Norte y Las Palmas de Gran Canaria, para las rutas de Melilla con Sevilla, Almería y Granada, respectivamente, y la ruta Mahón-Madrid) el gasto previsto para 2022 ascenderá a 7 millones. EFE

jmj/jla-lb