EFEValència

La Generalitat contará con ayuntamientos y diputaciones para la aplicación del programa europeo de ayudas para la recuperación tras el coronavirus, pues son las instituciones municipales "la primera puerta" a la que acude el ciudadano cuando tiene dificultades, según ha anunciado el president, Ximo Puig.

Este lunes se ha firmado en el Palau de la Generalitat la Alianza institucional para la reconstrucción de la Comunitat Valenciana por parte del Gobierno valenciano, las diputaciones provinciales, la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), los alcaldes de València, Alicante, Elche y la alcaldesa de Castelló; el Foro de Municipios del Interior, y la Comisión de Mancomunidades de la FVMP.

En el acto, Puig ha manifestado que, más allá de cuál será el papel de la Generalitat en el plan de recuperación europeo, sobre el que se ha pedido al Gobierno central que tenga en cuenta a las comunidades autónomas, la Generalitat contará con los ayuntamientos y las diputaciones en la aplicación de ese programa en la Comunitat.

La Generalitat y las diputaciones "tienen la obligación de asistir" a los ayuntamientos, de "proteger del virus con eficacia y responsabilidad, salvar a las personas, familias, trabajadores y empresas, y reactivar el tejido productivo", tres cuestiones fundamentales que hay que llevar a cabo "a la vez", ha asegurado.

Puig, que ha recordado a las víctimas de la COVID-19, a sus familias y a los afectados por la pandemia, ha manifestado que estamos viviendo "tiempos convulsos" que requieren "una respuesta como la que se ha dado este lunes, desde la unidad y con una mirada por encima de cualquier partidismo", en referencia al acuerdo institucional, denominado "Alcem-nos" como recoge uno de los versos del himno regional ("Valencians, en peu alcem-se"), ha señalado.

La Alianza institucional suscrita entre las cuatro grandes ciudades de la Comunitat Valenciana, la FVMP -que aglutina a 642 entidades locales-, las tres diputaciones provinciales y la Generalitat es "un acuerdo sin precedentes", según Puig.

Ha agradecido "el trabajo de orfebrería" realizado por las 300 personas que han trabajado en la mesa institucional y el de los máximos responsables de cada institución por "su predisposición al trabajo", porque, ha dicho, lo importante era "tener un partitura que pudiéramos interpretar todos".

"No hay diferencias en este momento, estamos por superar las dificultades y las incertidumbres porque si el diálogo es un valor en sí mismo, el diálogo que lleva al acuerdo es un paso fundamental, porque pone por encima el interés general", ha destacado.

El president ha instado a "levantarnos" porque "no tenemos otra alternativa" ya que "quedarse en tierra no es una opción"; por eso, "levantémonos con esfuerzo, unión y confianza", ha asegurado.

"Hoy los cinco millones de habitantes de la Comunitat han decidido caminar acompañados", ha dicho en alusión al proverbio que dice: "Para ir rápido hay que caminar solo pero para ir lejos hay que caminar acompañado".