EFEValència

La Generalitat ha logrado reducir el periodo medio de pago a proveedores (PMP) a 21,7 días durante el mes de junio, cifra que se sitúa como la más baja desde que se empezó a contabilizar este indicador en enero de 2015.

"Llevamos desde agosto de 2020 pagando a los proveedores por debajo de los 30 días, que es el límite legal que establece la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria, lo que nos permitió a principio de año dejar de estar bajo el control del Gobierno central, que había establecido un seguimiento exhaustivo de nuestra gestión de tesorería para reducir nuestra deuda comercial", ha señalado el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler.

Esta tendencia de reducción del periodo medio de pago "se está consolidando gracias a los fondos extraordinarios que está recibiendo la Comunitat Valenciana por parte del Gobierno central para hacer frente a la pandemia, pero esto no es suficiente para nosotros", ha resaltado.

"Queremos un nuevo sistema de financiación que nos garantice la suficiencia financiera necesaria para hacer frente a nuestros gastos y lo queremos ya, la Comunitat Valenciana no puede esperar más", ha subrayado Soler.

"Nuestro deseo es pagar en tiempo y forma a los miles de proveedores con los que trabaja la Generalitat, porque sabemos que de estas empresas dependen muchos autónomos, muchos puestos de trabajo y, por tanto, muchas familias", ha señalado.

El PMP de junio de 2021 se ha situado en 21,7 días, por debajo de la cifra registrada el mes anterior (26,6 días) y del resultado del mes de junio de 2020 (37,9 días). Este indicador llegó a alcanzar los 99 días en marzo de 2015, "durante la gestión del anterior Consell", lo que según el conseller supone "que desde entonces hemos reducido el PMP a una cuarta parte".

Por su parte, el secretario autonómico de Hacienda, Francesc Gamero, responsable de la Tesorería de la Generalitat, ha señalado la cifra de PMP "es el resultado de un esfuerzo continuado por agilizar y aumentar la eficiencia de todos los procesos de la Tesorería de la Generalitat en coordinación con los servicios económicos de las conselleries, tratando de controlar y optimizar los trámites y priorizando los pagos en áreas sociales".

"Nuestra parte está hecha, pues con la peor financiación realizamos una de las mejores gestiones económica", ha señalado Gamero, y ha apuntado que "ahora queda conseguir un sistema de financiación que nos dé los recursos suficientes para que podamos atender nuestras obligaciones de pago, garantizar los servicios públicos fundamentales y realizar las políticas económicas necesarias para salir de la crisis transformando nuestro modelo económico, en igualdad de condiciones a otras autonomías.

Gamero ha recordado que la Comunitat Valenciana "es la primera autonomía que ha logrado recuperar la senda de la sostenibilidad comercial por sus propios medios, gracias a la gestión de nuestra tesorería”.

En nuestro caso no ha sido necesario que desde el Gobierno se haya tenido que recurrir a una intervención efectiva de las cuentas para hacerse cargo del pago a proveedores, como sí que ha sucedido en otras autonomías", ha añadido.

"Ha quedado demostrado que a diferencia de lo que ocurría con el anterior gobierno, la Generalitat ya no es un problema para los ciudadanos y las empresas valencianas, sino la solución a los problemas heredados, como el retraso en el pago a proveedores", ha señalado el secretario autonómico.