EFEValència

Los grupos de la oposición en Les Corts Valencianes (PP, Ciudadanos y Vox) han denunciado el "sainete" protagonizado por los socios del gobierno del Botànic con los presupuestos de la Generalitat, y les han pedido "menos pataletas y menos egos, y más trabajo" para resolver los problemas que realmente preocupan a la ciudadanía valenciana.

Así lo han manifestado las síndicas de las tres formaciones, en relación a la tensión suscitada entre el PSPV, Compromís y Unides Podem en la elaboración de los Presupuestos de la Generalitat de 2022, y a la creación de una comisión política que abordará de forma global la negociación de las cuentas antes de su aprobación en el seno del Consell.

"Ha empezado muy pronto la fiesta", ha manifestado la síndica del PP, María José Catalá, quien ha destacado que este es "el primer gobierno autonómico que necesita un equipo de mediadores para hablar entre ellos y entenderse", lo que denota que "están absolutamente rotos" y que "no hay comunicación".

Ha denunciado que los partidos que conforman el Botànic "están cada uno a lo suyo y con unas diferencias que hacen que su trabajo no sea efectivo para los valencianos", y les ha reprochado que se dediquen a tirarse "los platos a la cabeza" mientras hay personas en situación de "especial vulnerabilidad que están sufriendo mucho".

"Menos pataletas, menos egos y más trabajo", ha pedido la dirigente popular, para quien la actitud de los miembros del Consell "confirma en que esta comunidad necesita un nuevo gobierno" y por eso, ha dicho, el PP está "en clave electoral".

Desde Ciudadanos, su síndica, Ruth Merino, ha lamentado "el sainete" que están protagonizando el PSPV, Compromís y Unides Podem, y ha considerado que es "triste" que en un tema tan serio como son los recursos de todos los valencianos, el tripartito "esté tirándose los trastos a la cabeza, con desconfianzas y rencillas".

Merino ha criticado, además, que la comisión creada para negociar los presupuestos no respete la paridad, ya que está compuesta por seis hombres y una sola mujer, y ha señalado que esta comisión "ralentizará todavía más la presentación de las cuentas" ante el Parlamento autonómico.

"Es una mala noticia, los valencianos necesitan que se trate su dinero de forma eficiente y sin partidismos", ha añadido.

La síndica de Vox, Ana Vega, ha asegurado que las tensiones en el Consell "vienen de largo", pues las relaciones "están rotas desde hace mucho tiempo", y ha calificado de "vergüenza" la imagen que se está dando el Gobierno valenciano.

Sus tres socios, según Vega, "no se entienden entre ellos para aprobar unos presupuestos que ahora son tan necesarios para solventar los problemas de la vida de los ciudadanos".