EFEValència

El Ayuntamiento de València mantendrá congelados en 2019 las tasas y los impuestos municipales que, durante el próximo año, se podrán abonar en tres periodos diferenciados con la bonificación del 2 % por domiciliación, han informado fuentes municipales.

Entre las novedades de la ordenanza que regulará el precio o tributos que la ciudadanía tiene que abonar a cambio de la prestación de diferentes servicios públicos destacan los beneficios que se otorgarán a los recintos culturales que impulsan el uso del valenciano.

También tendrán derecho a una bonificación los propietarios de tierras agrícolas del término municipal, y las personas con diversidad funcional. El Ayuntamiento incorporará un "estímulo fiscal" para las personas con diversidad funcional que precisan realizar cualquier obra de adaptación en su hogar.

En estos casos, se aplicará una bonificación de un 90 % sobre el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO). Además, bonificará a los propietarios de aquellas fincas rústicas del término municipal de València que se encuentran cultivadas.

"Siempre que el Consell Agrari Municipal demuestre que la tierra está en explotación, aplicaremos una bonificación del 95 % del IBI agrícola", ha concretado el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, después de la celebración de la Junta de Gobierno Local.

Al hablar de las modificaciones puntuales, el concejal ha destacado la nueva bonificación, de un 50 % sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que se aplicará a los recintos que albergan propuestas escénicas y programan, al menos, un tercio de su programación en valenciano, "para impulsar la actividad cultural y el uso de esta lengua".

"Entre las novedades de carácter general destaca la medida adoptada para facilitar el pago fraccionado que, hasta ahora, se podía llevar a cabo ‘a la carta’ pero sin bonificación. Si bien, a partir de ahora si se ajusta a unos periodos establecidos, también podrá mantener la bonificación del 2 % por domiciliación", ha aclarado Vilar.

El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, ha dado cuenta hoy de estas modificaciones aprobadas en la reunión de la Junta de Gobierno Local, en la que también se ha decidido una nueva refinanciación de la deuda municipal.

"Según este acuerdo, el equipo de gobierno sustituirá operaciones antiguas por un importe de 130 millones de euros, por otros con un tipo de interés inferior, y así ahorrará 2 millones de euros más", ha explicado el edil al recordar que el pasado mes de mayo el Ayuntamiento ya "refinanció 109 millones de euros de la deuda para sufragar, con el ahorro, gastos para la ciudadanía".

Además de hablar "del trabajo municipal para renegociar la deuda y liberar dinero para destinarlos a la prestación de servicios", el regidor ha destacado "que todo esto se hace sin incrementar la presión fiscal", ya que las tasas y los impuestos se mantienen congelados.