EFEAlicante

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón (PP), ha anunciado este miércoles que, si la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) aprueba la prohibición de extraer agua de los acuíferos, lo que afectaría a los agricultores del Vinalopó y l'Alacantí, lo asumirán como "otra declaración de beligerancia" y utilizarán "todas las estrategias no solo jurídicas", sino también "de protesta, de calle, de reclamación, de manifestación y a todos los niveles" en contra de esa medida.

Mazón, que es también presidente del PP de la Comunitat Valenciana, ha hecho estas declaraciones, a preguntas de los periodistas, tras presidir la presentación del 'Plan Director Xorret de Catí. Costa Blanca Interior' en la sede de la corporación provincial.

"Lo que está ocurriendo en este mes con el agua en la provincia de Alicante es una locura", ha aseverado Mazón.

Ha afirmado que "el Gobierno de España en pleno, incluidas las propias confederaciones, nos está estrangulando el Tajo-Segura y, cuando por fin conseguimos, se lo voy a decir de una manera gráfica: cuando por fin conseguimos un acuerdo perseguido desde hace muchísimo tiempo para algo de trasvase para el Vinalopó, de cero a diez, conseguimos un uno, nos quitan seis taponando los acuíferos con datos que no son técnicos".

"Nosotros desde la Diputación (de Alicante) le hemos demostrado ya técnicamente al Gobierno de España que hay acuíferos que no están sobreexplotados y, sin embargo, no nos quieren contestar", ha remarcado.

Mazón se ha referido a "esta falsa defensa del medio ambiente, este decir que están secos los acuíferos, cuando no lo están".

"Hay varios acuíferos que hemos demostrado que no están. Son datos de hace 20 años y catas mal tomadas. Cuando esto ocurre así, el viernes nos iremos a celebrar un uno de un trasvase, pero es posible que hoy tengamos que lamentar un seis en contra, con lo cual el resultado es un menos cinco", ha expuesto.

"¿Qué está pasando? ¿Qué pecado hemos cometido en la provincia de Alicante para que con el Segura y con el Vinalopó nos quieran enterrar?", se ha preguntado Mazón.

Ha manifestado que "eso es como aprovecharse de la situación tan precaria" en la que están "los agricultores para que estén obligados a decir 'sí, bwana' a todo. Ya hemos demostrado hace poco que no vamos a decir 'sí, bwana' a todo", ha recordado.

Mazón ha recalcado: "Yo me estoy cansando ya de que se nos acuse a algunos de agitar la guerra del agua. Aquí la guerra del agua la está poniendo en marcha quien se está cargando los consensos, los criterios técnicos y los acuerdos que desde hace muchos años han venido imperando, y ese es el Gobierno de España de Pedro Sánchez".

"Nosotros estamos en clave de legítima defensa. Pero, digo, si hoy se confirma el cierre de los acuíferos, lo asumiremos como otra declaración de beligerancia y, por tanto, la respuesta será proporcional", ha advertido.

Preguntado si presentarían un recurso ante los tribunales en el supuesto de que la CHJ apruebe la prohibición de extraer agua de los acuíferos, Mazón ha contestado: "No le quepa la menor duda de que utilizaremos todas las estrategias no solo jurídicas -ya lo hemos hecho en otras ocasiones-, sino también de protesta, de calle, de reclamación, de manifestación y a todos los niveles".

"Esto solo, solo ya lo puede arreglar una Generalitat con capacidad y ganas de influir en el Gobierno de España, porque hasta la fecha no la hemos visto", ha añadido.

Por su parte, la vicepresidenta segunda y diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna, ha reclamado a la CHJ que respete los derechos de los regantes alicantinos y que ofrezca alternativas de riego con agua del trasvase del Júcar, antes de aprobar definitivamente el cierre de los acuíferos del Vinalopó, una cuestión que, según ha asegurado, está también recurrida por los usuarios en los tribunales.

“No podemos tolerar ni un minuto más el agravio continuado y la discriminación hacia la provincia de Alicante del Gobierno socialista”, ha denunciado Serna, quien ha criticado, además, el “silencio cómplice” del president de la Generalitat, Ximo Puig, de quien ha dicho que "ha demostrado que en materia de agua es incapaz de hacer valer los intereses de su tierra por encima de los de su partido”.