EFEValència

La síndica de Ciudadanos (Cs) en Les Corts, Ruth Merino, ha considerado que su formación en Madrid "no ha sabido transmitir" a los ciudadanos la utilidad del trabajo que han hecho sus dirigentes en el gobierno de Isabel Díaz Ayuso, del que formaban parte.

A preguntas de los periodistas en los pasillos de Les Corts, ha analizado así el resultado electoral en Madrid y ha defendido que han tenido en Edmundo Bal "al mejor candidato que había para gobernar Madrid", que ha hecho "una campaña excepcional lejos de los insultos y la polarización que otros han querido".

"A pesar de eso, no se ha podido o no se ha sabido transmitir correctamente que esa política de Díaz Ayuso, a la que felicito por sus resultados, estaba basada también en el trabajo de Ciudadanos, que ha formado parte de ese gobierno", ha resaltado.

Por eso, ha considerado que los votantes "no han sabido apreciar esa política útil y ese trabajo desde el centro que aporta Ciudadanos de forma que aleja los extremos y se preocupa por las cosas del día a día".

Respecto a su comparativa con la Comunitat Valenciana y si teme desaparecer, ha dicho que los partidos "son diferentes en Madrid" y ha afirmado que aquí son "un grupo todavía de 18 diputados y vamos a seguir trabajando como el primer día con lo que sabemos hacer y lo que hemos hecho hasta ahora, esa política útil".

Ha insistido en que no haya un fallo de comunicación para "saber hacer llegar a la gente la utilidad de Ciudadanos y la necesidad de que este partido de centro siga existiendo y esté cada vez más fuerte".

"Si en tres meses, las cosas han dado más vueltas que en muchos años y quedan dos años, en principio, para las siguientes elecciones, lo que puede pasar. No me quiero poner en ninguno de esos escenarios. Estoy pensando en el ahora y hacer el trabajo para el que los ciudadanos nos pusieron aquí", ha añadido.

"Hay que valorar lo que se ha hecho mal para intentar mejorarlo e intentar comunicar mejor y en eso es lo que nos vamos a centrar", ha manifestado.

Preguntada por cómo harán que se escuche la voz valenciana en Madrid, ha contestado que con el "trabajo diario" y ha asegurado que en estos dos años ha percibido que han "sabido trasladar esa utilidad desde la oposición", a pesar de que el gobierno del Botánico "hace una política de rodillo y te deja participar poco".

"Se ha vito en la negociación de los presupuestos y en nuestras negociaciones y reuniones con todo tipo de asociaciones, colectivos y empresas transmitiendo lo que nos pedían. Creo que esa cercanía a las necesidades de la gente la estamos demostrando", ha valorado.

Ha considerado que aunque sea difícil que un partido de centro tenga en España el arraigo que en otros países, han de tratar de "convencer" a la gente de que es "necesario y puede traer buenas cosas sobre todo en este momento de polarización en el que los partidos tradicionales, PP y PSOE se ven a veces escorados a la derecha o a la izquierda".

Preguntada sobre si es partidaria de pedir responsabilidades a la dirección nacional, ha dicho que hoy hay una ejecutiva y le consta que "se va a hacer autocrítica y analizar lo que ha pasado y ver" porque es "evidente que hay que ver en lo que se ha fallado para corregirlo".