EFEValència

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha afirmado que espera que la ley de regulación del juego y de prevención de la ludopatía en la Comunitat Valenciana, aprobada este jueves, sea "un espejo donde mirarse otros gobiernos".

Oltra ha señalado en la rueda de prensa telemática posterior al pleno del Consell que se trata de una ley "pionera en España", y por ello esperan que "se replique" en otras comunidades autónomas y que también el Gobierno de España pueda "usarla como espejo" de "cómo se pone por delante" de otras consideraciones "la salud y la seguridad de las personas".

La vicepresidenta ha manifestado que el juego, y sobre todo las apuestas, está causando "estragos", especialmente entre la población más joven e incluso en los adolescentes y niños, y por tanto "era necesaria una ley que protegiera a esa parte de la población vulnerable que aún está en proceso de maduración".

Oltra ha añadido que una ludopatía puede "truncar su vida, el bienestar de su familia y puede convertirse en un infierno", y llevar a familias trabajadoras a perder todos sus ahorros, abocarlas a una situación de violencia intrafamiliar o a "una pesadilla que ha impactado en muchas familias".

Ha indicado que espera que el Gobierno de España empiece a dar pasos en la parte en la que no tienen competencias las comunidades autónomas, ya que hay que hacer frente al fenómeno del juego por Internet, que es muchas veces la vía de acceso al juego y las apuestas de niños y adolescentes, y la Generalitat no tiene competencias para regularlo.

La nueva ley valenciana del Juego establece distancias mínimas entre los salones de juego y apuestas y los colegios; restringe la publicidad del juego; obliga a que las máquinas tragaperras estén apagadas y solo se activen para jugar con un mando a distancia, y fija controles a pie de calle para impedir el acceso de los menores de edad.