EFEValència

La vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, ha reivindicado este viernes el papel de la Generalitat de defender los derechos de los valencianos y aunque ha dicho que la Comunitat no quiere ser "más que nadie", tampoco quiere "ser siempre los últimos de la cola, ni en financiación ni en inversión".

Oltra ha admitido que aún no hay una fecha fijada para la primera reunión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el president de la Generalitat, Ximo Puig, aunque está convencida de que ese anuncio se materializará "en breve" y ha aplaudido el criterio "objetivo" de que el calendario de reuniones con los presidentes autonómicos se rija por el orden cronológico de aprobación de los respectivos estatutos de Autonomía.

En la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, Oltra ha respondido así a si de la reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el jefe del Ejecutivo catalán, Quim Torra, Cataluña puede obtener privilegios en detrimento de la Comunitat Valenciana y sus reivindicaciones ante el Estado.

"El Consell siempre ha valorado el diálogo, que tiene que darse a nivel bilateral, colectivo. La falta de diálogo es una anomalía democrática que tiene siempre consecuencias funestas, también en el tema territorial", ha señalado.

A su juicio, lo que corresponde es construir "un Estado español de derechos, de equidad y sin privilegios. Cuando hay privilegios hay vulneración de derechos", ha advertido Oltra, quien ha exigido que no los haya "para nadie, ni para personas ni para territorios".

El argumento de que "España se rompe" se basa en su opinión en la falta de equidad en los Presupuestos Generales del Estado y en ejemplos como cuando la Comunitat Valenciana recibe de ellos "cuatro veces menos" que otras regiones.

"Hemos de construir un sistema basado en la igualdad de oportunidades", según Mónica Oltra, para quien aceptando que cada territorio tiene sus "peculiaridades", eso no supone que haya desigualdades por diferencia de trato.

"No es justificable que un niño que vive aquí tenga menos oportunidades que otro que vive en otra parte. Hace falta diálogo, pero también decisiones, y ya no hay tiempo", ha alertado.