EFEValència

La vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, ha defendido que las nuevas medidas restrictivas aprobadas por la Generalitat son "prudentes" y las "necesarias" en este momento y ha preferido no calificarlas como un plan de "desescalada", un término que en verano "llevó a un imaginario colectivo demasiado precipitado y optimista".

Oltra, en declaraciones en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, ha precisado que las nuevas medidas anticovid adoptadas por el Consell se han adoptado "de manera muy prudente, poco a poco" y de forma "muy cautelosa".

El president, Ximo Puig, anunció este jueves la reapertura, a partir del 1 de marzo, de las terrazas de los establecimientos hosteleros, con un máximo de cuatro personas por mesa y hasta las 18 horas, mientras que el comercio podrá abrir hasta las 20 horas.

A partir del próximo lunes, además, aumenta a cuatro personas el máximo permitido para los encuentros al aire libre, si bien dentro de los domicilios se mantienen las mismas restricciones, y desde el viernes 5 de marzo, se suprime el perimetraje municipal de las 16 grandes ciudades de la Comunitat.

La vicepresidenta ha señalado asimismo que estas medidas "son hasta donde podemos llegar" en este momento, y las que se decidan en un futuro dependerán de la evolución de los contagios, las hospitalizaciones y la ocupación en las UCI.

"No sabemos si irán a desescalar o a volver a escalar porque si no somos prudentes tendremos que ir atrás", ha advertido, y ha pedido que se evite por ello hablar de "desescalada" y se hable de "restricciones necesarias en cada momento" que se irán adoptando según la evolución de la pandemia.

"Son medidas prudentes pero son las ahora necesarias", ha aseverado.

Respecto a la recomendación de la Generalitat a los municipios de que sean lectivos los días que tradicionalmente han estado asociados a fiestas como Fallas o la Magdalena o las locales, Oltra ha indicado que pretende también evitar un imaginario colectivo de que estamos en fiesta, "porque no hay fiestas, estamos en una pandemia".

"El Consell no ha aprobado que sean lectivos porque no tiene competencias", ha precisado, y ha insistido en que es una recomendación a los municipios para que los días no lectivos que establece el consejo escolar municipal -no los festivos de la Comunitat o los del calendario escolar que establece la Conselleria de Educación- se trasladen a otro momento.

"Obviamente esto no afectará a los derechos laborales ni a los niños, porque lo que se hará será trasladar esos días a otro momento, previsiblemente a final de curso, aunque depende de las propuestas de cada municipio", ha indicado.

Para Oltra hay que tener claro que "estamos en una situación grave", ya que aunque las cifras de casos covid han mejorado por "la disciplina y el esfuerzo colectivo", no podemos "bajar la guardia".