EFEValència

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha afirmado este viernes sobre la aplicación de la tasa turística que propone incluir en los Presupuestos de la Generalitat de 2022 que el año "tiene 365 días", por lo que se puede poner su inicio "el 1 de enero, el 1 de julio o el 30 de noviembre, o incluso establecer una vacatio más amplia si hay acuerdo".

Oltra ha dicho en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell que la entrada en vigor de la tasa es una de las cuestiones que se van a debatir en la comisión presupuestaria, donde se van a tratar los detalles concretos de la propuesta que ha planteado junto al vicepresidente segundo, Héctor Illueca, y a la que ha considerado que no hay que ir con "líneas rojas inamovibles".

A juicio de la vicepresidenta, "los apriorismos en forma de líneas rojas nunca son buenos", ni son compatibles con una metodología de trabajo basada en el diálogo, la escucha del otro y la búsqueda de acuerdos.

Preguntada por la oposición del sector turístico a esta tasa, ha destacado que quien está en contra es la patronal del turismo, "el capital", y que el sector "también son las kellys", sin las cuales "no funcionan los hoteles y que a lo mejor tienen otra visión de esto".

Ha hecho hincapié en que el debate de la tasa turística no se ha abierto ahora, sino que se viene hablando de ella desde 2016, y ha opinado que, dado que la vicepresidenta primera del Gobierno de España ha indicado que la recuperación económica tras la pandemia llegará a finales de 2021, es "el momento idóneo" para plantearla.

"Si no era el momento ni en 2016, ni en 2017, ni en 2018 ni en 2019, el problema no es el momento", ha considerado Oltra, quien ha destacado que la propuesta ha tenido reacciones en contra, pero también a favor, "y a eso se le llama democracia".

La vicepresidenta ha señalado que ahora hay que concretar los detalles de este impuesto, que no paga el empresariado sino los turistas que pernoctan, pues no es lo mismo que un turista abone 200 euros por una noche en un hotel de 5 estrellas, a quien una tasa de "3 o 4 euros no le supondría nada", que uno que paga 50 euros por alojarse en una casa rural del interior.

También ha explicado que habrá que ver si los balnearios están exentos de esa tasa, ya que muchas personas de las que acuden lo hacen por motivos de salud y con ayudas públicas, al tiempo que ha recordado que se trata de una tasa que existe en muchos países europeos y que busca minimizar el impacto y la huella que deja el turismo.

Finalmente, ha señalado que "lo relevante" en los Presupuestos de la Generalitat de 2022 es "el acuerdo político", que la pluralidad del Ejecutivo conozca su contenido al votarlo, de la misma forma que nadie firma una hipoteca o un préstamo o avala unos números sin haberlos leído", y que "lo deseable" es que se presente antes del 31 de octubre.