EFEAlicante

El ex diputado socialista Andrés Perelló ha sido nombrado esta tarde nuevo director general de Casa Mediterráneo de Alicante a propuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores y con el rechazo público de la Diputación de Alicante, dirigida por el PP.

El nombramiento de Perelló se ha producido poco después de las 17 horas durante una reunión del Consejo Rector del consorcio Casa Mediterráneo, del que forman parte el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación (MAUEC), la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), la Generalitat, los ayuntamientos de Alicante y Benidorm y la Diputación de Alicante.

Perelló (Buñol, Valencia, 1957) es licenciado en Derecho por la Universitat de València y ha ocupado la plaza de embajador delegado permanente de España en la Unesco entre 2018 y 2021. Antes, ha sido diputado en Les Corts Valencianes, senador (de 2007 a 2009), eurodiputado (2009 a 2014) y alcalde de Buñol (1991 a 1995), además de colaborador en diversos medios de comunicación.

La designación de Perelló se produce después de que la plaza haya estado vacante durante más de un año, desde que Francisco Javier Hergueta dejara la dirección para ser embajador español en la capital turca, Ankara.

Desde entonces, han dirigido provisionalmente Casa Mediterráneo Héctor Salvador, primero, y desde septiembre y en calidad de secretario general de la institución el exalcalde de Toledo José Manuel Molina García.

Perelló se convierte en el quinto director de Casa Mediterráneo, tras Yolanda Parrado (2009-12), Almudena Muñoz (2012-15), Miguel Oliveros (2015-17) y Javier Hergueta (2017-20), y que estará al frente de una entidad que pertenece a la Red de Casas junto a la de América (con sede en Madrid), Asia (Barcelona), África (Las Palmas de Gran Canaria), Árabe (Córdoba) y Sefarad-Israel (Madrid).

Esta elección ha provocado el rechazo de la Diputación de Alicante, dirigida por el bipartito PP-Cs y presidida por el presidente del PPCV, Carlos Mazón, que ha amenazado con abandonar el consorcio público que rige Casa Mediterráneo al conocer la designación, al asegurar que este nombramiento refleja el "uso partidista" de la institución por parte del PSOE.

En un comunicado, la vicepresidenta de la institución provincial alicantina, Ana Serna, del PP, ha lamentado que "se quiera convertir esta prestigiosa entidad en una sede socialista poniendo al frente de la misma a una persona estrechamente vinculada con el partido, donde ha ocupado diversos cargos orgánicos y diferentes responsabilidades durante décadas".

Según Serna, ahora se "premia a Perelló por ser amigo de Pedro Sánchez y Ximo Puig, lo que demuestra el uso partidista que hace el PSOE de las instituciones y su afición a la puerta giratoria de cargos".

Por su parte, la delegada del Consell en Alicante, Antonia Moreno, ha respondido a Serna y ha calificado de "irresponsable" que la Diputación de Alicante se plantee abandonar el consorcio de público que rige Casa Mediterráneo.

En un comunicado, Moreno ha criticado que el presidente de la Diputación, Carlos Mazón (PP), "anteponga una vez más sus intereses partidistas al interés general", un hecho que "es una muestra más del nulo respeto de Mazón por las instituciones".