EFEValència

El secretario general de Podem, Antonio Estañ, cree que el mensaje de Año Nuevo del president de la Generalitat, Ximo Puig, muestra una visión "conformista" del futuro y el presente de la Comunitat y ha advertido que "todavía queda mucho por hacer" y hay que adoptar "decisiones valientes".

"Es evidente que los valencianos hemos dejado atrás los años de saqueo, corrupción y mala gestión del PP, pero ahora necesitamos también cambiar el modelo que nos sigue condenando a la precariedad", ha defendido el dirigentes de Podem en un comunicado.

Según Estañ, para esto "es importante llegar a acuerdos amplios que respondan siempre a los intereses de la mayoría y no para que impidan adoptar medidas valientes para romper las inercias que arrastramos en cuestiones como el turismo o el urbanismo, donde se sigue reproduciendo esas dinámicas negativas".

Para el líder de Podemos en la Comunitat Valenciana, "es inaceptable que miles de valencianos comiencen este año padeciendo unas condiciones inaceptables de pobreza y falta de derechos".

"Para que los valencianos y valencianas percibamos cambios efectivos en nuestra vida cotidiana no basta solo con gestionar mejor que el peor PP y 'llevarnos bien' con la gran empresa sino que los enormes ratios de desigualdad y precariedad se reduzcan, que se hagan políticas firmes en vivienda, para garantizar un empleo digno de calidad y en vivienda social", ha apuntado.

En el contexto estatal, ha advertido de que "ante el proceso de recentralización en el que nos encontramos, necesitamos una vía propia y firme que no se vea lastrada por intereses partidistas".

Por ello, ha considerado que "la mejor política para los valencianos y valencianos es sacar al PP del Gobierno, porque no solo son corruptos sino que incumplen todas y cada una de sus promesas en cuanto a la reforma de financiación o del modelo territorial y nos siguen condenando a pagar los platos rotos de este modelo injusto".

"Los intereses de los valencianos se defienden promoviendo un cambio de gobierno, no confiando en pactos y promesas con aquellos que no tienen legitimidad ni interés en cumplirlas", ha concluido.